Menú superior

      

Los 7 pecados capitales de los blogs de viajes

Pecado (latín peccātum) es la transgresión voluntaria de un precepto tenido por bueno.

 

Liniers, ilustración pinguinos, dibujo

 

Viajero. Sí, tú. ¿Tienes un blog, no? Pues a ti me dirijo. Deja de mirar el Analytics de una vez y confiésate.  ¿De verdad leíste aquél artículo que comentaste con un “está genial”? ¿En serio que nunca estando de mochilero has perjurado que el próximo viaje lo harías con El Corte Inglés? ¿Seguro que sólo fuiste a FITUR para desvirtualizar a otros colegas que aunque no lo dicen aspiran a que sus artículos sean alguna vez TT? ¿No mientes cuando dices no has enviado ningún correo durante el último mes pidiendo alojamiento gratis a una conocida empresa? Es el momento de confesarse, de admitir que no todo es tan bonito ni tan guay en el mundo de las bitácoras viajeras.  Ya conoces las 10 verdades sobre los blogs de viajes, es el turno de admitir nuestros 7 pecados capitales.

Por cierto, quería que este artículo quería que estuviera patrocinado por Expedia, pero va a ser que no.

1.- El buen rollismo: Todo es cuqui entre los blogs de viajes. Ni una crítica, ni una objeción, ni una pega…he llegado a la conclusión de que esto se debe a que no leemos los artículos enteros. No hay tiempo material. Es imposible. El caso es que entre las bitácoras viajeras todo es de color de rosa. Comentarios tipo: “genial artículo“; “qué envidia”; “llévame contigo“; “fantásticas fotos” a la altura de cualquier alumno de Primaria en escuela de curas. En cuanto te comenta en el blog alguien que no tiene nada que ver con este mundo se nota a la legua porque descubres cómo meten el dedo en el ojo, e incluso a veces por otros sitios más dolorosos. Lo cierto es que este es un sector (si se le puede llamar así) muy endogámico. Sólo nos interesa lo que publica nuestro compañero/rival blogueril. A ver qué dice y cómo lo dice.  Pero ante todo buen rollismo.

-Ser un turista: Resulta que si eres bloguero de viajes  y eres turista, tu bitácora es un bluff, vamos que no merece ni siquiera ser leída. Sin embargo, si tienes un blog y eres un viajero, tu plataforma digital será una pasada, increible, ¡vaya historias!. Y es que eso los “expertos” lo notan. Eres un petardo que no te sabes ni siquiera explicar, escribes con faltas de ortografía, lo más cerca que estuviste de la palabra léxico fue cuando la confundiste con un tejido y tus fotos son horrorosas, pero eres un viajero. Guay. Yo, sin embargo, no soy auténtico porque viajo sin mochila, me alojo en lugares sin cucarachas y, siempre que puedo, intento que me paguen por mi trabajo. ¡Pero si ni siquiera salgo en ninguna foto! Menudo farsante.

-Corromperse: Yo no sé porqué van tantos blogueros de viajes a FITUR. En 2013 se acreditaron 300 blogueros y este año me temo que la cifra se ha multiplicado por 2, aunque no he conseguido que nadie me pase los datos reales… los de los asistentes. Dudo mucho que la mayoría de blogueros que van a FITUR, en días para profesionales no lo olvidemos, lo hagan para buscar un destino que los hechice para estas vacaciones.  Más bien creo que el 90% lo hace para conseguir viajes gratis. Son los mismos que luego critican que en tu blog hayas cobrado por hacer de periodista: ir, ver, fotografiar, volver y contar. Pero no se vayan, todavía hay más, algo peor: empresas que se llevan el dinero mientras envían a los blogueros absolutamente gratis a que hagan el trabajo. Chapeau. Y luego dicen que si la reforma laboral….

-Dar consejos: Este es un pecado bastante común a todos los  periodistas y que como una plaga hemos extendido a todos los blogueros, se dediquen o no profesionalmente a la comunicación. Somos los mejores dando consejos. Que si cosas que debes hacer para sacar un billete de avión lo más barato posible, que si 10 prendas imprescindibles para viajar a la Selva Amazónica, que si 15 cosas a tener en cuenta para tu próximo viaje a buscar trufas en la Patagonia Chilena… A pesar de esto, creo que los que se dedican a escribir en blogs de tecnología y de SEO son todavía peores que los blogueros de viajes.  Un consejo, que ningún artículo baje de las 300 palabras, mínimo exigido por Google.

-Escribir diarios: Leer un diario es lo más aburrido del mundo, sólo superado por la lectura del reciente informe de la reforma fiscal. No creo que a nadie le importe a qué hora nos levantamos, qué desayunamos,  si estabamos cansados o si fuimos al baño antes de salir de dejar el hotel.  Sé que es una forma fácil, casi infantil, de contar historias pero tal vez hay que ser un poco original de vez en cuando para no caer en la simpleza. Y las fotos, ¡ay, las fotos!

-Cuidar las fotos: Joder que daño hacen esas fotos que se ven en algunos blogs. No hay que ser un Alex Webb ni un Steve McCurry, esos tipos son artistas. Pero por lo menos deberíamos saber cómo hacer una fotografía y que no resulte desagradable al lector. Si el contenido de nuestro blog fuera cerrado, secreto y con acceso solo para determinada gente, como hacen muchos, no mencionaría nada de esto, pero en el momento en que son públicos lo suyo sería que por lo menos no fueran pestiños.  Y ahora ya no hay excusas porque hasta Getty tiene imágenes gratis a disposición de los blogs. Esto es incluso peor con los vídeos. Mucha gente que se las da de director de cine y hace unos vídeos penosos y lamentables. Lo malo es que se los pagan.

-Todo por el SEO: Todos los blogueros de viaje pasamos del SEO. Ninguno somos esclavos de la tiranía de Google. Somos los más guays y por eso todos, sin excepción, escribimos al dictado de nuestro corazón y no con el fin de alimentar a la araña. Títulos como Guía de Venecia, Qué ver y hacer en Kuala Lumpur o Consejos para recorrer la ruta 66 son fruto de un sesudo consejo de redacción. Y aún así algunos ocupan las primeras páginas de Google pensando más en el lector que en la máquina. Eso sí que es mérito y no hacer la ruta de la seda a pie descalzo.

24 Responses to Los 7 pecados capitales de los blogs de viajes

  1. Laura RS 17 Marzo, 2014 at 15:56 #

    Te ha faltado el “Vive y deja vivir” o tengo tropecientas mil visitas, pero luego te spameo por privado, etc etc…

    Enhorabuena por el post porque es toda una realidad.

    • Gonzalo Iza 17 Marzo, 2014 at 17:29 #

      Coincido con Laura. Y eso que apenas conozco este mundo… Por lo demás, “está genial” 😛

  2. David Fuentes Sánchez 17 Marzo, 2014 at 17:19 #

    Cuánta razón!

    Todos los autodenominados viajeros tenemos mucho de turistas, admiramos a nuestros semejantes, nos venderíamos al mismo diablo por un post patrocinado (y por un blogtrip ni hablamos…) y aconsejaríamos hasta el mismísimo Jorge Sánchez (sólo los más freaks de esto sabrán quién es).

    A día de hoy puedo presumir de desmarcarme en la lucha por el SEO y en la baja calidad de las fotos que abunda por ahí. No uso mis fotos salvo excepción, porque hay mejores fotógrafos, días más soleados que cuando yo fui, y mejores cámaras, mejores ideas y mejores artistas, de loq ue se trata es de contar bien una historia, y apoyarla en buenos documentos gráficos… DALE AL FLICKR…. Y en cuanto al SEO… ni por todo el oro del mundo voy a dejar mis títulos como “El extraño atractivo del conflicto”, “El lugar prohibido” o “Beyond the wall”. Y si por ello no salgo en Google, ya lo siento, y si no me encuentran, eso que se pierden. A quien le guste, que me siga, que para eso están los feeds…

    Dicho esto: Me presento a mi mismo vomitando mis experiencias y pensamientos en https://medium.com/@DavidMolone

    • Nerea A. 18 Marzo, 2014 at 12:23 #

      ¡ El mejor comentario de todos !

  3. Viajeropedia 17 Marzo, 2014 at 17:57 #

    Amén. Palabra por palabra. Muchos deberían de leerse esto.

  4. Moonflower (Carol) 17 Marzo, 2014 at 18:25 #

    Te diría “¡genial artículo!”, pero entonces igual corro el riesgo de parecer “buenrollista” o que no me he leído el artículo. 😉 Personalmente, no entiendo esa manía de poner “qué genial!” a troche y moche en los posts de todo quisqui, cuando se nota a la legua cuando alguien no ha leído el artículo.A mi me ofende más que halaga. Aunque pensándolo bien, sí lo entiendo, no creo que se trate de “buenrollismo”, más bien se trate de difusión a.k.a spameo. Spameo, que como dice Laura, se expande por todas las vías habidas y por haber.

    A pesar de que no creo que todos l@s bloguer@s de viaje estén/estemos en el mismo saco y cometamos todos los “pecados” que citas, has dicho verdades como puños.

  5. Robin Jú 17 Marzo, 2014 at 19:52 #

    Y lo que nos gusta pecar….yo no claro ¿o sí? bueno eso…

  6. María Viaxadoiro 17 Marzo, 2014 at 19:54 #

    Bufff después de leer esto voy a tener que ir a confesarme de cabeza y eso que no me consideraba muy pecadora…¿tan terribles son los diarios de viaje? a mi me gusta leerlos, aunque reconozco que casi siempre lo hago cuando estoy planeando un viaje y no por el puro de placer de leer o descubrir algo nuevo.
    Los demás puntos, “verdad verdadera” que diría mi abuela que aquí somos todos muy fans unos de los otros y luego preguntas y nadie sabe ni en que sitios has estado o de que temas escribes pero en fin … “muy chulo tu blog, pásate por el mío y me cuentas que te parece” 😉

  7. pak 18 Marzo, 2014 at 0:23 #

    pues a mi este post no me gusta y encima no tiene ni fotos :p

    (¿así mejor?, buenrollismo caca, jejeje)

  8. Cristina E. Lozano 18 Marzo, 2014 at 11:05 #

    Confieso que me he leído mucho leyéndolo este artículo. La verdad es que comparto casi todos sus puntos, especialmente en lo que a diarios de viaje se refiere. ¡A mi también me parecen un autentico coñazo! Pero el caso es que hay a mucha gente que si que parecen interesarles… Me intriga. Quizá puedan resultar útiles en plan ‘si este tipo lo ha hecho así yo también puedo’ y que tienen su punto de cotilleo ‘a ver qué hizo Pepín’. Supongo que para gustos los colores.

    Pero bueno, los blogs de viajes son teóricamente libres y entiendo por eso cada uno puede hacer lo que le de la gana con el suyo (incluso poner faltas, publicar fotos que hacen sangran los ojos o dar informaciones vacías). Quiero pensar que el tiempo pone a cada uno en su lugar y que la gente no es tonta, aunque no pondría en la mano en el fuego por ello.

  9. El gallego errante 18 Marzo, 2014 at 11:27 #

    Me confieso: no seré yo el defensor de los blogueros, válgame Dios. Pero puestos a criticar, hagámoslo bien. Es duro leer una acusación (no digo que sea infundada) sobre la falta de rigor ortográfico y de carencias a la hora de explicarse con suficiente claridad y, acto seguido, leer una frase del acusador de este pelo: “Eres un petardo que no te sabes ni siquiera explicar” cuando realmente querías decir “Eres un petardo que ni siquiera te sabes explicar” o “Eres un petardo que no sabes siquiera explicarte”.
    Por cierto, lo de que supongas que haya sitios más dolorosos que un ojo para que nos metan un dedo denota dos cosas: una, que hablas sin conocimiento de causa; otra, que te lo han hecho bastante mal…un poquito de lubricante, y ya me cuentas!!

  10. El Viaje de Sofi 18 Marzo, 2014 at 11:42 #

    Internet es lo que tiene. Nos ha democratizado y ha permitido que cualquiera pueda hacer lo que quiera (no quiere decir que bien). Favoreciendo, en muchos casos, el intrusismo. No es requisito indispensable, ni ser periodista ni escritor, para editar un blog. Es más, hoy en día si no tienes un blog, sea de lo que sea, no eres nadie. Tampoco para ser blogger de viajes es indispensable pertenecer, por formación o profesión al mundo del turismo, ni del periodismo. Lo único que necesitas es contar cosas y gente que esté dispuesta a escucharte. Y de ahí a creerse algo la línea es muy delgada. Más que buen rollismo (que hay a puñados) para mi gusto hay mucho, mucho ego: que si tantos seguidores, que si tantos retweets, que si tantos comentarios, que si me han invitado a este o al otro blogtrip, …Pero lo peor de todo es la cantidad de gente, sin demasiado criterio, que se traga lo que le echen con tal de poder decir: ” yo me busco los vuelos (me sale más barato,….) el hotel, las excursiones, la información de los requisitos para viajar a tal o cual sitio”. Por si a alguien le quedaban dudas confieso que escribo en un blog y es duro seguir tus convicciones 😉

  11. ¿Tienes planes hoy? 18 Marzo, 2014 at 12:17 #

    Con lo de “los diarios de viaje” me he quedado totalmente traumatizada! Al infierno vamos a ir por pecadores mortales! :). Nos lo haremos mirar, porque disfrutamos mucho haciéndolos y ahora igual resulta que son un tostón y nadie nos lo dice jaja.

    Respecto a este post, me parece todo un acierto. El mundo bloggero en general me parece que al final es como ciertas cadenas de televisión, que se retroalimentan a sí mismos, hay puntos en los que no se genera nuevo contenido, sino que se vive de menciones mutuas y enlaces que atraigan tráfico de visitas. (Siempre me han llamado la atención los premios estos que son como la falsa moneda, lo único que en este caso “que de mano en mano van y todos se los quedan”. Yo te doy un premio y tú mencionas a otros diez que lo reciben y esos a otros 10, y asi acaba “todo quisqui” premiado y enlazado. Un absurdo que no llego a comprender, más allá de la publicidad.

    Y esto es echar piedras sobre el propio tejado, pero es la realidad más visible de los blogs. Por supuesto entre la multitud están los que se salen del tiesto pero, claro está, en los buscadores es difícil encontrarlos ya que están eclipsados por otros enlaces con un “page rank” o tráfico de visitas mayores…

    Bueno que me vengo arriba y dejo un comentario en formato diario que nadie leerá! jaja.

    En resumen, muy acertada la entrada!

  12. David Esteban 18 Marzo, 2014 at 13:58 #

    Me ha encantado el artículo. Gran aportación. Y no es por pelotear. 😉

  13. Víctor Gómez 19 Marzo, 2014 at 5:58 #

    Pecar es divertido! Yo ya he dejado de seguir unos cuantos blogs porque sus fotos me daban miedo, y al final lo escrito no era tan interesante.

  14. José Luis 20 Marzo, 2014 at 1:11 #

    La vida misma, JR (y me lo he leído entero con mucho interés)

  15. Sebastian Cabrera 20 Marzo, 2014 at 3:42 #

    Buenas…

    Interesante artículo. Coincido plenamente en el tema de la “buena onda” general que parecería que busca más generar visitas o una comunidad que charlar de un tema en particular. Me exasperan los halagos vacíos que suelo leer.
    También odio la diferencia que busca hacerse siempre entre viajeros y turistas, que se traslada, creo, a una especie de competencia a ver quién es el que pagó menos por hacer tal o cual actividad. Y si lo hiciste gratis te convertiste en el mejor de los viajeros. A veces siento que pagar una excursión o un guía pasó a ser mala palabra.
    En cuanto a los consejos y diarios de viaje, ahí no coincido. En más de una oportunidad me ha venido de maravilla leer consejos o “modos” de hacer tal o cual cosa, no veo por qué eso sería algo negativo. Muchas veces la gente que entra a un blog necesita ese tipo de información que no figura en las páginas oficiales de los sitios que planea visitar.
    Con lo del SEO coincido, me parece bastante chato titular pensando en Google, aunque desde la universidad te enseñaban a titular pensando en el lector, y si me lo pongo a pensar un poco podría tratarse de una deformación de esa primera premisa del periodismo de titular de una forma seductora.
    Ya con el tema de las fotos, bueno, no coincido. Y no porque no sienta que hay muchas que duelen a los ojos, no. Pero una foto es siempre una toma de decisión, un punto de vista, y si yo leo un blog es porque busco el punto de vista de “x” persona que fue a tal lugar. Si esa persona pone la foto de otra porque está mejor tomada que la suya, prefiero que no ponga nada. Al fin y al cabo es un blog de viajes, no de fotografía. Para ver las de Getty, lo busco por mi cuenta. De lo contrario, con el mismo razonamiento yo siento que hay muchos textos que cuesta muchísimo leerlos por su pésima redacción, y no me gustaría que hicieran un “copy-paste” de un escrito bien logrado sobre ese destino.
    No sé, yo creo que estaría bueno que se eleve tanto el nivel de los textos como de las fotos y videos, pero al poner material de otro profesional (aunque estéticamente sea superior) me parece que se rompe con el contrato de lectura que, a mi entender, lleva un blog que sería: esto lo digo yo.
    Muy interesante el debate.
    Saludos desde BA

    Seba

  16. Sonia 29 Marzo, 2014 at 12:45 #

    He leído tu artículo de cabo a rabo y debo decir que yo también cometo algún que otro pecado… soy turista, algunas de mis fotos no se salvan ni con altas dosis de photoshop y (añado) algunas veces me he tirado de los pelos viendo mis resultados de Google Analytics. Pero qué más da, al final del día me gusta lo que hago y aunque algunas veces leo los artículos de otros en horizontal y mis comentarios no sean dignos de libro, pues sigo adelante con el blog y cuando puedo rascarle un poco de tiempo al día aprovecho para volver a leer los blogs que de verdad me gustan! 🙂

    Un saludo,
    Sonia.

  17. Viajeros MaDe.In.Spain 27 Mayo, 2014 at 12:29 #

    estoy de acuerdo contigo en muchas cosas (mierda, ya soy pecadora)… pero para expirame te diré que un consejo no es un dogma y teniendo en cuanta que los bloggers comienzan a ser pequeños referentes de opinión, no veo nada malo en ello…
    en cuanto al SEO, cosa que odio mucho, soy de las que también pasan de eso ya que limita mi creatividad y de hecho, me ha llamado la atención de tu blog precisamente esos títulos a veces irreverentes. Enhorabuena… (me voy al confesionario ahora)

  18. Salvador 12 Marzo, 2015 at 11:47 #

    Hola soy novísimo en esto (5 meses). Tengo un blog invisible que nadie lee http://www.elpasodelhombre.com y para colmo casi el 50% de su contenido es un diario de viaje por la India que hice hace años con cámara analógica, cuando ni sospechaba que algún día tendría un blog, por lo tanto la mayoría de sus fotos son una mierda, pero como es MI diario, me gusta que tenga MIS fotos. Para aprender leo muchos blogs de viajes y es cierto que, como voy conociendo a los blogueros (virtualmente), observo que son siempre ellos comentándose entre si.
    Yo soy un turista, pues hago turismo pero empiezo a estar un poquito harto de que el vocablo viajero ya no lo puedas emplear en ningún sitio sin que algún “humilde y sencillo” bloguero te recuerde que no eres Manu Leguineche. (La próxima vez que vea a Sele voy a proponer que llame a sus tertulias, “tertulias turísticas” en lugar de viajeras. No vaya a ser.

    Este año fui por primera vez a FITUR en jornadas profesionales. Estoy tan perdido que no tenia ni la menor idea de que se podía ir por los stand a la caza de blogtrips. Me da mucho pudor pedir algo sobretodo cuando mi google analytics sería un sueño de diagnosis para el Doctor House. Pero cuando vaya ganando confianza pienso incurrir en ese pecado. Lo que no entiendo es porque ocultarlo, que tiene de malo ir a FITUR a eso si tienes un Blog de viajes.

    ¿Oye una pregunta? Si me timan por ahí en algún país ¿puedo aconsejar como evitar que a otros les suceda lo mismo?, si descubro una forma de visitar algún lugar de manera más cómoda, barata o rápida que la usual ¿puedo decirlo? ¿o te parece muy prepotente?

    Y por supuesto yo no paso del SEO pienso permanentemente en el SEO (sin que eso conlleve ningún éxito, por cierto). Soy muy arrogante y tengo la pretensión absurda de que mi blog llegue a la gente.(algún día).

    Saludos

  19. Gemma 9 Mayo, 2016 at 16:37 #

    Por favor, qué risas con lo que has escrito! Si trabajaras al otro lado, es decir, tras el mostrador de un stand de feria, verías lo bueno… “Hola, soy autor de tal blog…” y un tenso silencio en el que se espera el reconocimiento o admiración… “Ah, muy bien. Conoce ya nuestro destino? No?” y a partir de ahí, a ver quién puede más.
    Ciertamente, hay mucha endogamia. Y ese es el punto en el que para mi, muchos blogs dejaron de ser interesantes… Al final han acabado siendo usados como RRSS en pro del postureo, y ahí se pierde el encanto. Aunque muchos resisten y siguen siendo dignos de seguir

  20. Pasión Viajes 22 Abril, 2017 at 6:26 #

    Me ha dolido un poco eso de “10 prendas imprescindibles para viajar a la Selva Amazónica” jajaja porque precisamente tengo un post de “10 recomendaciones para ir al amazonas” y ya me gustaría haberlo leído a mí antes de ir. Además, sin quererlo, es uno de los post que más visitas tiene.

    Aún así, tienes razón en algunos puntos, como el tema de las fotos y la ortografía que me parece muy importante y algunos blogueros descuidan.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los 7 errores capitales de los blogs de viajes - 21 Marzo, 2014

    […] Los 7 errores capitales de los blogs de viajes […]

  2. De viajes 2.0 y blogueros. Invitación a la reflexión | MundoEnMoto - 29 Octubre, 2014

    […] VR&F merece la pena la lectura de otro post, Los 7 pecados capitales de los blogs de viajes. Da para pensar un rato sin perder la sonrisa por el camino. Empieza fuerte: “Viajero. Sí, […]

Deja un comentario

Todos los derechos reservados