Mojón en la provincia de Palencia, Castilla y León
Aquí comienza Palencia
Tengo un amigo que es un localizador. No, cachondos, no es un número asignado a un billete de avión. No es de ese tipo de localizadores sino de los que trabaja en el cine. Se encarga de seleccionar lugares que sirvan de escenario para un guión ya escrito o en fase de construcción. Lo que llamamos “la magia del cine” es posible gracias a personas como él que se patea cada rincón de España y del extranjero buscando dónde encajaría tal o cual escena. A modo de reto le comenté si podría convertir una provincia en principio con una imagen algo insípida como Palencia en un plató.  Aunque no lo parezca, los campos palentinos han sido objeto de numerosos largometrajes, entre ellos Plenilunio, Código Natural, Deseo de ser piel roja, Mamá es boda, El Cid o El mejor alcalde el Rey. Se habla mucho de que Calle Mayor también está rodada en Palencia pero en realidad la película de Juan Antonio Bardem sólo contiene una escena en la capital palentina, y es en el interior de un bar.  Total, que mi amigo aceptó el reto y este es el resultado de su trabajo tal y como lo narró en su cuaderno de bitácoras:
Canal de Castilla, Palencia
Entre la bruma se adivina el Canal de Castilla
-Canal de Castilla: El primer lugar que voy a visitar en mi recorrido por esta provincia de Castilla y León es uno de los proyectos de ingeniería más importantes de España. Construido entre los siglos XVIII y XIX, el Canal de Castilla solucionó los problemas de transporte y tránsito que tenían los habitantes de la meseta castellana y leonesa por una deficiente red de carreteras y un paisaje de orografía complicada.  Hoy día sigue siendo de gran utilidad, abasteciendo de agua a las personas y los campos por los que pasa. A pesar de sus varias esclusas, las aguas bajan tranquilas y las orillas son frondosas y apacibles.
Aquí se podrían desarrollar historias sobre adolescentes pasando el tiempo en verano estilo Cuenta Conmigo. Los barcos turísticos Juan de Homar y Marqués de la Ensenada, que recorren estas aguas desde Herrera del Pisuerga y Villaumbrales respectivamente, nos invitan al relax por 5€. Ellos nos permitirían incluir algún elemento cercano a las historias de Huckleberry Finn y convertir el Canal de Castilla en nuestro particular mini Misisippi.
Cerrato Palentino, Palencia
El Cerrato Palentino o el escritorio de Windows
-Castillos: De todos los que vi, dos castillos me impactaron por su presencia y desafio: Fuentes de Valdepero y Monzón de Campos. El castillo Fuentes de Valdepero ha sido recientemente restaurado y convertido en Archivo Provincial. Perteneció a los Sarmiento, los Castro y también a la Casa de Alba. El de Monzón de Campos tardó más de 3 siglos en ser levantado y pasará a la historia porque fue sede de la boda entre Doña Urraca y el rey de Aragón, don Alfonso el Batallador. La luz del sol, el azul del cielo, los amaneceres y atardeceres son únicos, lo cual nos valdría para rodar una película que narrara la intriga entre reyes, lacayos, obispos y demás fauna medieval. Ni tan oscura como Juego de Tronos ni tan del medievo como Los pilares de la Tierra
Fuentes de Valdepero, Palencia
Un castillo en Fuentes de Valdepero, Palencia auténtica. @Manuel Zaldívar
-Las Villas Romanas de La Olmeda y La Tejada: Quinilla de la Cueza y Pedrosa de la Vega esconden dos de los tesoros históricos más valiosos de la provincia de Palencia.  Por Quintanilla pasa el Camino de Santiago, siguiendo la ruta que marca la carretera Nacional 120. En ella nos encontramos con la Villa Romana de la Tejada, uno de esos asentamientos del siglo II que vivió su periodo de esplendor a mediados del siglo III, manteniéndolo en el IV y llegando a su decadencia en el V. La extensión exacta del conjunto del yacimiento aún es desconocida, puesto que se continúa trabajando en él. Tampoco se conoce en su totalidad La Olmeda, situada a 60 km al norte de Palencia. Fue descubierta en 1968 y todavía hoy continúan las excavaciones que se han ampliado a dos necrópolis. Su emplazamiento sería sin duda un buen lugar para rodar una especie de La Momia pero a la romana. Esa necrópolis que ahora mismo se excava contendría tesoros misteriosos y levantaría el espíritu de más de un romano cabreado que lucharía por volverlo a las tinieblas. Estas ciudades y el entorno nos servirían de referencia y contexto para un posterior retoque digital fidedigno.
Palencia, Tierra de Campos
Todos vuelven a Tierra de Campos
Románico Palentino: La provincia de Palencia es la zona más rica en monumentos románicos de Europa. Hay de todo: desde grandes iglesias parroquiales románicas, hasta humildes ermitas rurales, pasando por conjuntos monásticos, pilas bautismales, capiteles, …Me dejé llevar por las edificaciones románicas, el paisaje de la montaña palentina o del Cerrato, incluso me adentré en algunas de la sendas de peregrinación en el Camino de Santiago. Durante mi visita fue imposible no pensar en En el nombre de la rosa o incluso en Lady Halcon o El Señor de la guerra. Por algo ya se han rodado por aquí El Cid o El mejor alcalde el Rey. Incluso la norteamericana The Way (El camino) protagonizada por Martin Sheen cuenta con escenas en Carrión de los Condes.
Becerril de Campos, Palencia
Becerril haciendo gala de su nombre @Iker Merodio

-Tierras del Renacimiento: Paredes de Nava, Becerril de Campos y Fuentes de Nava son 3 de los pueblos a los que mejor les ha sentado el paso del tiempo. Conservan un legado artístico inigualable fruto del esplendor de los siglos XV y XVI. Los conjuntos arquitectónicos de estas tres poblaciones serían dignos de albergar escenas de los capítulos de Isabel, en especial sus interiores, de Juana La Loca o de Tirante el Blanco.  También sus rectilíneos paisajes nos servirían para ambientar una versión cinematográfica de la novela Intemperie de Jesús Carrasco.

Paredes de Nava, Palencia
Hasta de noche son interesantes las Tierras del Renacimiento @Martín Zalba
-Montañas y Cuevas: Los paisajes eternos de esta parte de Castilla se ven salpicados a menudo por cumbres y cuevas. La cueva de los Franceses nace como fruto de la acción del agua que, a lo largo de los siglos, ha diseñado una minuciosa tarea de esculpido. Se encuentra entre Covalagua y el Páramo de la Lora y fue un enterramiento natural de los soldados galos en la Guerra de la Independencia. Su interior atesora un bello paisaje de formaciones estalactíticas que se pueden admirar a lo largo de 500 metros de recorrido. Sin embargo, el norte de la provincia de Palencia es una zona privilegiada donde se yerguen los más altos picos de la provincia como: el Curavacas, el Espigüete y Las Lomas. Aquí nacen ríos como el Carrión o el Pisuerga, que dejan reposar sus aguas en los embalses de Camporredondo, Compuerto, Requejada y el de Ruesga. Estos paisajes podrían encerrar un Hacia Rutas Salvajes a la española. Ambas localizaciones servirían a la perfección para narrar historias fantásticas que hablan de paisajes teñidos por la nieve o tesoros escondidos bajo la tierra.
Puedes encontrar más información sobre Palencia en 3viajes, Guias Viajar y La Viajera Empedernida.
Películas que se podrían rodar en Palencia
Puntúa el artículo

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here