Menú superior

      

Ignacio Izquierdo, las crónicas del Tío Matt (I)

Querido Tío Matt,

Espero que todo te vaya bien en tu viaje por el Mundo Exterior, por lo que cuentan la postales así es. Hemos recibido y leído tus misivas con atención y muchísima curiosidad. Tiene que ser alucinante visitar los lugares que tú has visitado, vivir lo que tú has vivido y escuchar las historias que te han contado. No sabes cómo nos hemos emocionado con tus crónicas. No nos hemos perdido ni una. Yo, salía todas las semanas a buscar las cartas, con miedo de que Sprocket me fuera a comer, para que lo voy a negar, pero con la emoción y la intriga de ver qué nuevo relato y qué imágenes nos dejaba tu espíritu de explorador. Después nos reuníamos todos y las devorábamos.

También hemos comprobado que le has sacado gran partido a la máquina atrapa-luz que te fabricaron los curris. Menos mal que no nos la comimos porque no hubiéramos visto esas maravillosas imágenes del Mundo Exterior que no parece tan peligroso, distinto o intolerante como creíamos.

Me acuerdo cuando leímos en voz alta la postal que nos enviaste desde Pokhara (Nepal), a Rossy se le saltaron las lágrimas con la historia de la niña que vio su cara reflejada en ese aparato que sirve para captar la luz; y en la que nos relatabas los extraños destellos que se podían ver en el cielo de la Isla de Pascua, junto a estilizadas piedras con forma de cabeza, Bombo tuvo abierta la boca todo el rato. Mentiría si te digo que también a veces nos hemos preocupado. Dudo y Muzzy estaban dispuestos a salir en tu búsqueda cuando te robaron el aparato atrapa-luz en Las Vegas. La intención era buena pero sabes que nos asusta el Mundo Exterior. Ya nos conoces. Y el día del accidente….menos mal que tu buena estrella te acompaña durante el viaje.

Aunque tenemos muchas ganas de verte, no nos importa que tardes en regresar siempre que nos cuentes como hasta ahora, las cosas que vas descubriendo por el camino. Sabes que yo también me considero un explorador, pero no sé si alguna vez tendré agallas para aventurarme al Mundo Exterior. Al leer en tu última carta que te has encontrado “mas gente buena que mala” parece que me animo un poco más.

Después de multitud de postales tío Matt creo que he llegado a una conclusión: el Mundo Exterior es muy parecido al de Fraggel Rock, algunas criaturas valoran más la libertad que otras.

Cuídate y no dejes de contarnos todos tus descubrimientos.

Te quiere, tu Sobrino Gobo.

PD: Por cierto tío Matt, en Fraggel Rock tenemos un novedoso sistema de comunicación que nos permite leer tus postales en cualquier momento y sin tener que hacer copias. Se llama web y lo ha tejido una araña amiga de los curris que estudió en el Mundo Exterior. En ella hemos recopilado tus relatos y andanzas para que todos los Fraggel que viven en el interior de la roca puedan compartirlas y aprender de ellas. Le hemos puesto un seudónimo, Ignacio Izquierdo, crónicas de una cámara, para que tú puedas seguir investigando y explorando tranquilamente, sin que nadie sepa de verdad quién es el Tío Matt.

¿Qué viajero no ha pensado alguna vez dar la vuelta al mundo? Lo que nos diferencia de gente como tú es apenas una chispa, un resorte, algo que hace que unos se lancen al precipicio y que la mayoría nos quedemos mirando….

En tu caso, ¿cómo decides que vas a dar la vuelta al mundo y qué fue lo que te empujo a hacerlo finalmente?
Pues en mi caso la chispa fue la crisis que me paró el proyecto en el que estaba trabajando y fue la excusa perfecta en el momento perfecto que me dio el empujón que necesitaba para hacer el viaje. Aunque dicho así parece muy fácil, lo cierto es que la decisión me costó un par de meses.
¿Cómo se organiza una vuelta al mundo? Si es que se puede más allá de un principio y un final.
Pues lo primero es saber donde quieres ir y que quieres ver y a partir de ahí organizarlo. Así que o bien tienes una idea en la cabeza y un sueño que cumplir o toca verse rodeado de mapas y guías por todas partes. Después empezar a mirar la manera de transporte. Se puede mirar un billete de Vuelta al Mundo que es una gran manera de tenerlo todo controlado, organizado, con la vuelta a casa asegurada y con un precio bastante asequible.
A partir de los destinos mirar ropa que puede hacer falta, hablar con vacunación para ver que vacunas necesitas, hacerte con un seguro, revisar que el pasaporte esté en orden y ¡listo!
Una pregunta de organización: imagino que la mayoría de los vuelos los irías cogiendo días antes, pero se supone que se incrementa bastante el precio ¿no? ¿Qué hacías para conseguir la mejor oferta?
La mayoría de los vuelos los tenía en el ticket de vuelta al mundo. El resto más locales en Asia por ejemplo, los podía comprar con AirAsia que tienen precios bastante reducidos y otros como en Indonesia tenías tarifa fija.
¿Qué se mete en una maleta para dar la vuelta al mundo?
Pues depende de donde vayas. Yo llevaba un poco de todo: desde ropa de abrigo hasta bañador y chanclas. Llevaba camisetas y calzoncillos para una semana, más me parecía excesivo y menos podía ser un aburrimiento a la hora de lavar la ropa. Hay que intentar reducir al máximo para que el peso no sea un gran problema (en mi caso esta afirmación no tuvo nada de éxito). También llevaba un botiquín por tener algo de medicinas de rápido acceso.
¿Llevabas algunas guías de viaje, revistas o algo así?
Si, siempre llevaba una guía de viaje del país. Te ayuda mucho a la hora de buscar alojamiento y tener al menos un mapita de la ciudad por donde pares.
Tenemos ya todo preparado, medianamente organizado, la maleta hecha….cerramos el gas, cerramos la puerta de casa y….. ¿qué se siente?
Pues muchos nervios, mucho cosquilleo en el estómago, mucha emoción. No sabes qué va a pasar. Qué te vas a encontrar. Es genial.
¿Cuántos países has visitado durante todo este tiempo?
 19 países: Rusia, Mongolia, China (Tíbet), Nepal, Myanmar, Vietnam, Camboya, Laos, Tailandia, Malasia, Singapur, Brunei, Indonesia, Australia (sólo Sídney), Nueva Zelanda, Polinesia Francesa, Chile (sólo la Isla de Pascua), EEUU y México.
 
¿Qué estancia media has hecho en cada uno? Y en función de qué la decidiste: presupuesto, alojamiento, atractivo de la zona…
Comencé viajando a ritmo turístico con un par de semanas por país y poco a poco fue relajandome y alargando las estancias en cada lugar. Así que en zonas como Indonesia ya estuve un mes y medio y en otras como México casi tres meses. Efectivamente el dinero que te puedas gastar en cada sitio influye mucho. En Asia te puedes quedar casi todo lo que quieras, en EEUU tienes que espabilar y aprovechar los días al máximo porque si no, se avecina la ruina.
Aunque es un clásico nos tienes que contar en qué país o zona  te has sentido más a gusto….
Clássic!! Bueno, vamos con las respuestas clásicas (y oficiales hasta el momento). A gusto, en todo Asia, me quedo con Myanmar.
….en que país o zona te has vuelto loco haciendo fotos…..
Casi todos!! jajaja!! Angkor en Camboya, Bagán en Myanmar, el Cañón del colorado en EEUU, Milford Sound en NZ…
….a qué país o zona no volverías nunca más…..
A menos que sea a gastos pagados, a la Polinesia Francesa. Bonita, pero no única y con unos precios excesivos e injustificables.
…y a qué país o zona te irías a vivir.
Pues depende de para qué. Me iría a vivir a Asia para poder pasarme el día buceando, pero si no, me encantaría quedarme en San Francisco. 🙂
Aunque es un tema espinoso dependiendo con quién hables nos gustaría preguntarte más o menos que presupuesto tenías para el viaje. Es decir, se piensa que los viajeros son gente que tiene mucho dinero y que se pueden permitir estar un año sin trabajar y viajando por el mundo. En tu caso, como organizaste el tema monetario.
Con un presupuesto de 30 dólares al día puedes vivir en muchos de los sitios (en Asia además es un presupuesto algo alto). Cuesta más dinero vivir en España que pasarlo de viaje en Asia o México, por ejemplo. Mi presupuesto rondaba los 1000 euros al mes. Si haces cuenta de mi presupuesto para un año hay gente que se compra un coche por mas dinero. Es cuestión de prioridades y de decisiones. Tenemos la idea que viajar igual a vacaciones en las que vamos a todo lujo y nos gastamos 2000 euros en dos semanas. Cuando vas con la mochila 2000 euros te pueden dar para tres meses o más (según tu habilidad). Esto no implica pasar penurias, ni hambre, si no ir buscando cosas baratas, que las hay.
La pregunta típica es cómo comienza la historia de dar la vuelta al mundo, pero ¿cómo se termina? Una vez que se rompe el tiempo estimado para el viaje, ¿cuándo salta el resorte que te hace poner fin al viaje?
¡Cuando se acaba el dinero! jajaja! Y también cuando consideras que ya has hecho lo que tenías en mente y que aunque sea por unas semanas te apetece volver a ver los tuyos. Además, hay que dejarse cosas para los próximos viajes. 😉
El blog fue antes o durante el viaje. Es decir, ¿ya llevabas planificado que ibas a contar todas las etapas en tu blog o fue algo que surgió durante el viaje?
El blog lleva funcionando 4 años y muchos meses ya. Comenzó cuando me fui a vivir a Londres, después con mi cambio de lugar de trabajo a Japón y por último con este viaje. No sabía muy bien como iba a poder hacer el viaje on the road, y de hecho los primeros posts estaban buscando el estilo. Al final quedó más o menos aparente y pude cumplir y terminarlo.

¿Qué ha supuesto el que hayas contado las etapas de tu viaje?
Pues tener gente al otro lado que puede verlo contigo. Compartir la experiencia para quién no puede hacerlo y para motivar a los que estaban dudando. Ha sido genial tener a mucha gente al otro lado para lo bueno y para lo malo.

¿Te ha sorprendido la reacción de los lectores o es algo que más o menos esperas?
¡Mucho más de lo que esperaba! Hubo mucho interés en el viaje y mucha gente ha participado en los comentarios, con mails, en el facebook, twitter. Me he divertido mucho y creo que desde el otro lado también.
¿Ha habido algún momento durante el viaje en el que dijeras eso de “¡qué coño hago yo aquí!”?
Pues unos cuantos, especialmente cuando me despertaba por las mañanas y no sabía donde estaba y tenía que empezar a encadenar acontecimientos para darme cuenta de si estaba en tal o cual país. En Asia me pasó muchísimo. Luego te encuentras cosas que no van contigo y no te puedes creer que lo estes viendo, como cuando asistí a peleas de toros en Indonesia al ladito de donde despedazaban búfalos en directo…
Y el Santo Grial, ¿existe?
Existe, pero con lo que me costó encontrarlo ¿no esperarás que vaya a decir donde está así a voz de pronto, no?
A tu juicio ¿qué convierte al turista en viajero y viceversa?
No tengo muy clara la definición de ambas. Hay una tendencia a menospreciar al turista en detrimento del viajero, como el que sólo va y hace cosas “turísticas”. No hay un límite claro y cualquier manera de viajar y ver cosas nuevas está bien. Que levanten la mano todos los autodenominados viajeros que no se hayan metido en un tour (de lo que sea) en ningún momento. Yo desde luego no.
¿Realmente las redes sociales acercan al que está lejos? ¿Han influido en tu viaje o simplemente como herramienta?
Si, claro que acercan, tienes la posibilidad de compartir información, de preguntar, compartir experiencias. Preguntaba mucho por el twitter en referencia a los países que iba a visitar, consejos, que hacer, que no hacer. En México además pude conocer a unos cuantos de los lectores y alguno incluso ¡se atrevió a acogerme en casa!
Una vez en casa, ¿qué lecciones has sacado del viaje? ¿qué te ha aportado?
Viajar en general, no te cambia de arriba a abajo, pero si te da nuevas visiones del mundo y la capacidad de aceptar que las cosas se pueden hacer de muchas maneras y todas son buenas. Lo más importante es que tienes que desarrollar la capacidad de tomar decisiones, cada día, en cada momento y en ese proceso de aprendizaje se mete mucho muchísimo la pata. Al final uno vuelve con mucha paciencia y con muchos recuerdos. Lo que no estoy tan seguro es de que valga para saber que quieres hacer con tu vida, como muchos suponen…
Cuéntanos algún proyecto viajero que tengas en mente a corto plazo…
De momento no hay muchos planes, estoy centrado en intentar recopilar lo acontecido en el blog y ver si se puede sacar un libro con los mejores momentos y fotos.

Aquí puedes leer la segunda parte de la entrevista en la que Izquierdo nos habla sobre fotografía.
Ignacio Izquierdo, las crónicas del Tío Matt ( y II)

 

,

4 Responses to Ignacio Izquierdo, las crónicas del Tío Matt (I)

  1. Luis Carlos 6 febrero, 2011 at 13:28 #

    Gran entrada José Ramón… interesantísima entrevista con alguna pregunta muy original.

    Enhorabuena 😉

  2. Fill The Frame 9 febrero, 2011 at 22:10 #

    a mi lo que me ha ENCANTADO son las fotos, qué pasada!
    te sigo, para poder ir leyéndote 🙂

    un saludo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Viajes, Rock y Fotos en XatakaFoto - 8 mayo, 2011

    […] Galaxia. En concreto hacen referencia a la entrevista que publicamos hace ya unas semanas a Ignacio Izquierdo, dividida en 2 partes y en las que  nos desmuza su vuelta al mundo y nos habla de viajes pero […]

  2. Viajes, Rock y Fotos en XatakaFoto - Viajes, Rock y Fotos - 26 diciembre, 2013

    […] Galaxia. En concreto hacen referencia a la entrevista que publicamos hace ya unas semanas a Ignacio Izquierdo, dividida en 2 partes y en las que  nos desmuza su vuelta al mundo y nos habla de viajes pero […]

Deja un comentario

Todos los derechos reservados