Menú superior

      

Tino Soriano: “La fotografía de viajes es contar historias, no coleccionar imágenes bonitas”

01-BARCELONA-MONA-LISSA-1.jpg.thumb2

Hace unas semanas acudí a un taller de Tino Soriano. Fue en Sevilla y duró dos días. Éramos pocos y aproveché bien el tiempo que me regaló el maestro. Me pegué a él todo lo que pude (comida y cafés incluido) para exprimirlo al máximo, y de paso a ver si se me pega algo de su genialidad. Regresé a casa con muchas ideas y bastantes consejos directos y muy útiles (tips los llaman ahora). Pero sobre todo volví con la idea de que hacer fotos es la hostia. Tino, aparte de ofrecernos un resumen de su experiencia en este competitivo mundo, fue una especie de coach que contagia la pasión por mirar y sacar tu visión de las cosas. Este es un resumen de las más de 20 hojas que rellené durante las jornadas que duró el taller.

Consejos

No hagas lo que hace todo el mundo o tu competencia será brutal. Si haces la misma foto que los demás , nunca conseguirás que se valore tu trabajo. Tenemos que aprovechar nuestra sensibilidad, nuestro cerebro, nuestra percepción. El buen fotógrafo no es el que consigue imitar a sus ídolos sino al que nadie puede imitar. 

La buena fotografía de viajes debe tener el ingrediente del fotoperiodismo. Hay que intentar ser viajero y contar los lugares y las personas que conocemos a través de la imagen. Si vas a hacer fotografía de viajes debes llevar una idea de lo que quieres fotografiar y cómo quieres hacerlo. No hay que ir por el mundo haciendo cromos. Eso además de no ser fotografía de viajes, no sirve para nada porque lo han hecho millones antes que tú.

Cuando coges la cámara y haces una foto no te puedes quedar en el primer nivel. Debes preguntarte si la primera foto que haces es la que haría cualquiera. Si la respuesta a esa pregunta es positiva hay que hacer otra, y otra, y otra..hasta que lleguemos a un nivel más profundo, tanto como que muestre las partes no visibles de la escena.

Nuestro reto como fotógrafos es sorprender al mundo.

ROCIO-FOTOS-WEB-HORIZONTALES-Y-VERTICAL-5

Cuando National Geographic te contrata como fotógrafo, en realidad no está comprando tus fotografías, está alquilando tu manera de ver el mundo.

El buen fotógrafo de viajes se crea haciendo buenas fotos en casa.

Las historias deben tener un ritmo. Las principales imágenes deben ser vertebras y las demás valles: fotos no tan buenas pero necesarias para completar la historia. La mejor fotografía es la que contiene los símbolos de lo que vamos a contar. En un reportaje, cada foto es como un capítulo. La última fotografía de un reportaje, de una historia, debe ser abierta. Cuando miras una foto y lo ves todo, no vale para nada. Las buenas imágenes son las que no lo muestran todo sino que sugieren, dejan espacios y elementos abiertos a la imaginación. Las definidas tienen el problema de que la realidad siempre será mucho mejor. Además, dejando abierta la lectura de una foto, el espectador participa con su imaginación.

La fotografía ideal debería explicarse por sí misma.

Una de la maneras para fotografíar personas de manera natural es acercarte a ellos y hablarles como si fueras periodista y estuvieras interesado en su historia. En realidad, es así. Quieres fotografíarlo porque te interesa su historia, lo que cuenta su cara, lo que le rodea, su escena, en definitiva su mundo. Después de unos minutos charlando seguro que se dejan hacer todas las fotos que quieras.

El mundo será como tú lo imaginas. A la fotógrafa Mary Ellen Clark, por ejemplo, la enviaron a hacer un reportaje a un campo de refugiados. En aquél lugar había más de 3.000 tiendas con otros tantas miles de familias de refugiados. Ella, sin embargo, no se movió de 3 tienda. Profundizó en la historia de sus ocupantes para contar la historia del resto del campamento a través de ellas. Mary Ellen es una de las mejores fotógrafas del mundo.

Todo es vendible en función de la estrategia que emplees. Si un medio de comunicación, una publicación te da el NO, no tires el tema, seguro que otro lo querrá. No nos cerremos en España, hay vidas más allá de nuestra fronteras, y mejor. Somos un país noticiable, y eso interesa fuera. Sólo tienes que ver la cantidad de turistas extranjeros que nos visitan.

Cuando alguien busca un fotógrafo, al menos espera que sea original.

Children celebrating BAYRAM  - Turkey

Una de las bases de la fotografía es la paciencia, pero también es importante el imprevisto.

Si una fotografía tiene pocos colores, el cerebro dirá rápidamente que está bien. Luego pasará a ordenar su contenido pero en principio será agradable para nuestro entendimiento. Las grandes fotos en color tienen pocos colores. Cuantos más colores tenga una imagen más difícil será de componer y leer. La disposición de los colores y su correspondencia con el arcoiris es importante para que funciones una fotografía.

Estas son algunas reglas que sigo para utilizar el color:

1) Gamas acordes: Todas están en el mismo espectro. Ejemplo: rojo, naranja, amarillo. Dentro de las gamas de colores diferenciamos 3 estilos. Están los cálidos: rojos y amarillos; los fríos: azulados; y los neutros: verdes y marrones. Los colores neutros le importan poco a nuestro cerebro. El resto sí influye en la percepción que nos transmite. La utilización de esta regla consistiría en jugar con colores que están en el mismo espectro.

2) Color dominante: Un color domina la fotografía.

3) Contraste: Colores que se justifican unos a otros. Son opuestos: Rojo y azul, amarillo y verde.

Componer una imagen es organizar los elementos dentro de la escena.

Una de las claves para vender tus reportajes está en buscar iconos universales, cosas que le interesen a todo el mundo.

Hay que arriesgar, perseverar y creer en ti.

Procura coleccionar momentos, no cosas.

Los sueños son para afrontarlos seriamente.

06-Angelitos-discretos.jpg.thumb2

Reflexiones sobre fotografía

Ante una buena fotografía nadie te pregunta qué procesador, programa o plugin utilizaste.

Para mí la fotografía es un cuaderno de notas. Las fotos son mi autobiografía. Robert Capa tomó esta foto antes de morir. Es la colina donde instantes después iba a pisar una mina y caer muerto. Está tomada en Indochina. ¿Porqué la tomó? ¿Sintió algo? Lo cierto es que retrató el escenario de su propia muerte. Es la capacidad autobiográfica de la fotografía en estado puro.

El vicio de estar continuamente comprobando la foto que hemos hecho en la pantalla de nuestra cámara no hará que hagamos mejores fotografías. Todo lo contrario. En ese momento pasas de ser fotógrafo a ser editor gráfico. Se pierde la tensión que hay que tener para mirar por el visor y la complicidad con la escena o la persona a la que estamos fotografiando.mary-ellen-mark-6

Cuando trabajo en color la dificultad se multiplica por 10. Ante la ausencia de color, el cerebro se fija antes en el contenido de una fotografía.

 

Su equipo su fotografía, su experiencia

Tino Soriano interview in Barcelona for National Geographic channel Turkey

Su equipo fotográfico se compone de una Leica M6 con dos objetivos: un 28mm y un 35mm. También lleva una microcuatro tercios, una Olympus OMD para ser más exactos, con esas mismas focales. Con la Leica hace el 60% de las fotos. La Olympus la utiliza en modo Program porque según él “no me interesa ni la técnica ni el revelado”.  Su bolsa es una riñonera de piel y su mochila un bolso del Zara. Según él, en el bolso también hay que me meter la suerte.

Hace las fotos en Raw+JPG. En su “mochila del Zara” lleva un cuaderno con los formularios para pedir autorizaciones a las personas fotografiadas (Model Realeses), en caso de que las necesite. Sólo pide autorización en caso de que vea una imagen con posibilidades de ser utilizada para fines comerciales. Si hace una fotografía de alguien, susceptible de ser vendida para publicidad u otros usos, entonces sí pide autorización a la persona fotografiada.

Utiliza cámaras pequeñas porque le ayudan a pasar desaparcibida, a integrarse en una comunidad o un entorno sin ningún problema. Dice que si no está dentro, su cámara puede ser el último modelo de la mejor marca del mundo pero nunca conseguiría las sensaciones de estar en el lugar adecuado. Esto lo aprendió estando en el Rocío. Allí, después de varios días trabajando, el Hermano Mayor de una de la Hermandad a la que iba acompañando y fotografiando preguntó por el fotógrafo profesional que estaba haciendo el reportaje “empotrado” en sus carrozas. Cuando se lo dijeron, el hombre sorprendido exclamo: “¿Ese, el de la cámara de la comunión”?

Siempre trabaja con el balance de blancos en luz día.

Sus trabajos son mitad encargos, mitad propuestas o proyectos personales. Lo mejor de los encargos es que tienes que responder.

Aspira a hacer una buena foto al día.

¿Cómo entré en National Geographic? Le envió una propuesta con fotografías al responsable en aquél momento de la revista National Geographic Traveler. Dan Westergren le contestó diciéndole que sus fotógrafos debían ser “viajeros que supieran emocionar con sus fotos”. Además, la carta de respuesta añadía: “no vuelva a ponerse en contacto con nosotros porque sus fotos no son de nuestro estilo”. A los dos o tres años se enteró de que venía al certamen Visa pour l’Image que se celebra en Perpignan el director de National Geographic Magazine. Al parecer, no tenían fotógrafos en Europa y aprovechando la cita en Perpignan pidió que le enseñaran trabajos. Allí que se presentó con su portfolio. El director de NatGeo le dijo que volviera al año siguiente. Por supuesto, volvió a la siguiente cita del Visa por l’Image y llevó consigo 60 diapositivas. Como Larra, el responsable del Geographic le volvió a citar al siguiente año. A la tercera fue la vencida. El mismo tipo que le había mandado a casa con negativas los años anteriores, accedió. Le dijo que hablaría con National Geographic Traveler para que le encargaran algún trabajo. Meses después el mismísimo Dan Westergren que le había escrito para decirle que nunca trabajaría con National Geographic le escribía para encargarle unas fotos. Así hasta hoy.

326114_474254692596805_1214568075_o

Él  no se decanto tanto por publicar en el Magazine. Prefiere los libros, no hay tanta competencia y tu obra perdura más. Actualmente trabaja bastante para las guías de viaje sobre países europeos de National Geographic.

Los National Geographic lo quieren todo cuando haces una historia para ellos (on assignment). Antes mandaba los carretes (sin revelar, evidentemente) y a los 2 años le devolvían todas las fotos reveladas. No lo hacen por desconfianza. En realidad, es porque tú te puedes equivocar a la hora de seleccionar las fotografías para el reportaje. Ellos, sin embargo, las ven en “frio” y pueden editar tu trabajo sin interferencias de tipo sentimental. Siempre dicen: “No te olvides de que somos una Sociedad Geográfica, no Fotográfica”.

Cuando National Geographic te contrata como fotógrafo, en realidad no está comprando tus fotografías, está alquilando tu manera de ver el mundo.

Cuando hago fotografía de viajes intento reflejar lo típico del lugar: gastronomía, cultura, patrimonio, etc. Trato de contarlo a través de una historia contenida en una foto. Se trata de contar historias a través de la imagen, en lugar de tener fotos bonitas.

Tino Soriano, José Ramón Álvaro González

Arrimándome a Tino Soriano, a ver si se me pega algo.

Sus referencias fotográficas

Mary Allen Mark

mary-ellen-mark-6

David Alan Harvey

David Alan Harvey

Alex Webb

Rochester.   Some downtown. Ontario Beach park dancing in former bathhouse

Jay Maisel

Jay Maissel2

Bruce Dale

20090625125011742

Eugene Richards

eugene richards 1

 

, , ,

7 Responses to Tino Soriano: “La fotografía de viajes es contar historias, no coleccionar imágenes bonitas”

  1. Gonzalo Iza 3 junio, 2014 at 19:55 #

    ¡Cuánto que aprender de un grande! Genial resumen para los que no pudimos estar allí…

  2. Maria 9 junio, 2014 at 8:16 #

    Fotazas impresionantes la del artículo y una entrevista muy interesante y de la que poder estraer muchas lecciones, muy práctica. Entran ganas de coger la cámara. Uf.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Anónimo - 4 junio, 2014

    […] […]

  2. De viajes 2.0 y blogueros. Invitación a la reflexión | www.mundoenmoto.com - 28 octubre, 2014

    […] de viajes que nos regaló un moto-amigo hace unos días, con un título tan sugerente como Tino Soriano: La fotografía de viajes es contar historias, no coleccionar imágenes bonitas. Originalidad, paciencia, riesgo, perseverancia, suerte, … serían algunos de los tags del […]

  3. De viajes 2.0 y blogueros. Invitación a la reflexión | MundoEnMoto - 30 octubre, 2014

    […] de viajes que nos regaló un moto-amigo hace unos días, con un título tan sugerente como Tino Soriano: La fotografía de viajes es contar historias, no coleccionar imágenes bonitas. Originalidad, paciencia, riesgo, perseverancia, suerte, … serían algunos de los tags del […]

  4. ¡¡SOLO TIENES QUE MIRAR!! | agusmin03 - 6 mayo, 2015

    […] http://www.viajesrockyfotos.com/consejos-de-tino-soriano-para-hacer-fotografia-de-viajes/ […]

  5. Fotografiar cuando estás de viaje (II) – Somos Fotografía - 19 enero, 2016

    […] un lado la parte de logística (que equipo llevar, que sitios visitar…) y de que has reflexionado sobre el tipo de fotografías que quieres hacer, cuando llegues a tu destino pueden pasar dos […]

Deja un comentario

Todos los derechos reservados