visitas imprescindibles en Amberes, estatua de Rubens en Amberes
Peter Paul Rubens se levanta en el centro de la Groenplaats, la gran plaza en el centro de Amberes

A Amberes hay que llegar con hambre. Es la mejor manera de probar sus deliciosas patatas fritas, saborear un buen chocolate y beber una exquisita cerveza. Tres especialidades belgas que está prohibido pasar por alto entre los imprescindibles de esta ciudad de Flandes. También hay que llegar con hambre de arte, de moda y de joyas porque aquí encontrarás el mayor centro comercial de diamantes del mundo desde hace más de 500 años.

Amberes, la ciudad belga que conquistó uno de los pintores flamencos más internacionales, Peter Paul Rubens, inunda de cultura cada rincón. Una ciudad barroca donde la vanguardia convive con lo vintage en elegantes y emblemáticos edificios que hacen de Amberes una ciudad medieval, modernista y contemporánea. A todo esto hay que añadir que este año se celebra Amberes Barroco 2018. Un homenaje al pintor, a su corriente barroca y sus influencias contemporáneas con numerosas actividades culturales programadas durante todo el año. Una razón más para disfrutar de la segunda ciudad más importante de Bélgica. Si aún así no lo tienes claro, te damos más razones para conocer la flamenca que conquistó Rubens.

Visitas imprescindibles en Amberes

La Estación Central, la Catedral Ferroviaria

La mejor manera de llegar e iniciar el recorrido por la ciudad es en tren. Desde Bruselas en unos 50 minutos llegarás a Amberes por menos de 20 euros. Su estación, el mayor ejemplo de arquitectura ferroviaria del país, es espectacular y embauca al viajero nada más pisar en ella, según asciende por las escaleras eléctricas al hall principal. Impresiona ver semejante templo de mármol al norte de Amberes que nada tiene que ver con la minúscula estación de madera que aquí se levantó a principios del siglo XVIII. Merece la pena caminar por ella tranquilamente, bien al llegar o una vez alojados, para disfrutar plenamente de esta basílica ferroviaria, de su cúpula y de la mezcla de estilos arquitectónicos que alberga. Es, sin duda, una visita obligada en la ciudad.

visitas imprescindibles en Amberes, Estación Central en Amberes
Desde 2007 la renovada Estación Central cuenta con trenes de Alta Velocidad, 14 andenes distribuidos en tres niveles.

La Estación Central, con dos puertas de entrada, es conocida también como Antwerpen-Central. Alberga hasta 20 tipos de piedras y mármol y su fachada principal fue diseñada por el arquitecto belga Louis Delacenserie.

El zoo-jardín de Amberes

A escasos metros de la Estación Central se sitúa el mejor zoo conservado de Europa y uno de los más antiguos del mundo. Lo encontrarás justo a la salida principal de salir de la estación, la Koningin Astridplein. Recientemente ha sido renovado manteniendo históricos pabellones que dan cobijo a más de 5.000 animales y casi 1.000 especies. Un oasis natural que cada año atrae a más de un millón de visitantes. La entrada no es barata, cuesta 22 euros, pero merece la pena ir y ver animales que en pocos parques tendrás la oportunidad de contemplar tan de cerca. Si viajas con niños será un motivo más para disfrutar de este pulmón verde de la ciudad. Es uno de los lugares favoritos de los amberinos para practicar deporte y pasear. Abre todos los días del año. Debes tener en cuenta los horarios antes de ir porque varía cada mes.

Visitas imprescindibles en Amberes, bicis en amberes,
El Barrio de los Diamantes se extiende por Amberes

Una ciudad brillante: el Barrio del Diamante 

Si a un lado de la Estación Central está el Zoo, al otro abrazarás el lujo nada más salir por la puerta lateral hacia el bulevar De Keyserlei. Numerosos bares, restaurantes y tiendas atraen a viajeros, turistas y paisanos a uno de los barrios más lujosos de Europa. Estamos ante el Antwerp World Diamond Center,otra de las visitas imprescindibles en Amberes

El también apodado Square Mile  es un barrio que, a simple vista, no parece que esconda grandes lujos. Más bien, se asemeja a un barrio de clase media y tranquilo. Muy tranquilo. Sobre todo en Appelmansstraat, Lange Heretalsestraat, Schupstraat, Hoveniersstraat, Rijfstraat, Vestingstraat, Provinciestraat y Lange Kievitstraat, las calles más protegidas de la ciudad.

La Milla Cuadrada del Diamante conserva aún la esencia del comercio de esta piedra preciosa que se inició en el siglo XV. De hecho, más del 80% de todos los diamantes en bruto pasan por aquí para comercializarlos o tallarlos. Fue a partir del siglo XIX con la llegada de la comunidad judía cuando se convirtió en el centro mundial del diamante. Hoy en día ya no es exclusivo de las familias judías. También se dedican a ello indios, africanos, armenios y libaneses. Residen 20.000 de los 30.000 judíos que viven en todo el país.

La historia del diamante en Amberes es una historia de profesionalidad, tradiciones ancestrales, grandes logros tecnológicos y creatividad desenfrenada. En su afán por seguir mejorando, Amberes en colaboración con la Antwerp World Diamond Center ha creado un sello de calidad: Antwerp’s Most Brilliant. Los joyeros acreditados llevan este sello que ofrece una garantía de máxima calidad y de

que se trata de un joyero fiable.

Desde mayo de este 2018, toda la historia del diamante podrás conocerla en el DIVA. Fusiona el antiguo Museo del Diamante y el Museo de la Plata. Abre todos los días menos los miércoles. La entrada cuesta 10 euros para los adultos, 7 € para los menores de 26 años y gratis para los menores de 12 años.

Si quieres conocer más el barrio, toma nota. Tienes disponible la aplicación gratuita Antwerp Loves Diamonds donde podrás crear tu propia ruta por la zona y conocer toda la historia del diamante.

La Catedral de Nuestra Señora

La vida bulle alrededor de la iglesia más antigua de la ciudad. Cervecerías, chocolaterías y restaurantes rodean al templo por excelencia de Amberes. Es uno de los monumentos más famosos y una visita obligada en Amberes. Impresionante por fuera pero sobre todo por dentro con obras maestras del pintor flamenco que conquistó la ciudad, Peter Paul Rubens. Entre sus joyas artísticas podréis contemplar la Elevación de la Cruz, el Descendimiento de la Cruz, la Resurreción de Cristo y la Ascensión de María.

La catedral es un tesoro que tardó 169 años en ser construido. En su exterior e interior conviven varios estilos. Su estructura no es lógica y su forma es bastante asimétrica. Aunque se exploró la posibilidad de que fueran dos, finalmente se construyó sólo una torre de ni más ni menos que 123 metros de altura. En 1999 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Catedral de Amberes
Los cuadros barrocos son uno de los grandes atractivos de la Catedral de Amberes

Justo a la salida o entrada de la catedral, en la plaza Handschoenmarkt, podréis admirar una conmovedora estatua de dos amigos. Son Nello y Patrasche, una bonita y dramática historia infantil sobre un niño huérfano y un perro que se convierten en amigos incondicionales hasta el final. Una historia que recoge El perro de Flandes”, el libro con éxito de ventas en Corea del Sur y Japón con el que los niños aprenden a leer.

Muy cerquita, en Groenplaats, se levanta la estatua de Peter Paul Rubens para presidir el centro de la gran plaza de Amberes. Este lugar fue un cementerio hasta el siglo XVIII. Hoy en día es una de los sitios más concurridos de la ciudad, con numerosos bancos y terrazas para disfrutar el día.

Detrás de la catedral (atravesando la puerta de la Oudde Koornmarkt, 16) tendrás la sensación de adentrarte en el siglo XVI, por uno de los callejones más bellos del mundo:  VLAEYKENSGANG. Aquí podrás disfrutar de la más absoluta tranquilidad y de los conciertos del carillón de la Catedral de Nuestra Señora. La música en directo es clásica aunque a veces también sorprende Metallica con Nothing Else Matters o Perfect Day de Lou Reed, entre otras melodías. La música realza el ambiente en el casco antiguo durante todo el año.

El segundo puerto de Europa y MAS, icono de la ciudad

No hay nada mejor que pasear por el puerto de Amberes para tomar el pulso a la ciudad y ya de paso coger aire fresco. Desde el corazón de Europa, este puerto interior es uno de los más grandes del mundo. El segundo de Europa, tras el de Rotterdam. Rodeado por el río Escalda, con más de 14.000 hectáreas, ha sido testigo de grandes historias. Si caminamos desde el casco histórico por el antiguo Barrio de los Marineros (Schipperswartier) hacia el norte de la ciudad llegamos a Eilandje, el antiguo puerto de la ciudad completamente rodeado de agua. Aquí se levante el MAS, el Museum Aan de Stroom.  Un edificio que se yergue sobre las dos dársenas que Napoleón mandó construir en el siglo XIX. El museo tiene 60 metros de altura y cobija magníficas colecciones artísticas, algunas permanentes y otras temporales como la enmarcada en el Festival Barroco Amberes 2018 de fotografía: Burez Barroco.  El centro cuenta con más de 470.000 objetos repartidos en 9 plantas. Cada una se centra en una temática como la historia de la ciudad, el puerto, la vida, el poder o la muerte. La décima ofrece a todos los visitantes unas vistas panorámicas espectaculares de la ciudad. Su fachada roja y grandes láminas de curvos cristales son obra de la firma holandesa Neutelings Riedijk Architects.

Visitas Imprescindibles en Amberes, MAS, Museo Aan Strom
El MAS, un museo en la corriente del río Escalda

Luces y sombras de Rubens. La Rubenshuis

Visitar la Casa de Rubens, conocida como Rubenshuis, debería ser casi obligatorio para cualquier viajero y paisano. De sobra es conocido que este genio flamenco fue uno de los grandes exponentes de la pintura barroca en los Países Bajos. Ahora, gracias al “Antwerp Baroque 2018. Rubens inspires” o lo que es lo mismo, el “Festival Barroco de Amberes. Rubens inspira”, tenemos la oportunidad de ver obras hasta ahora no expuestas en este lugar y pasear por los jardines y el pórtico barroco, elementos que fueron diseñados por el propio maestro y que este año se han recuperado.

Visita imprescindible en Amberes, Rubenhuis, Casa de Rubens
La Casa de Rubens es una experiencia para sumergirse en la pintura flamenca en pleno Amberes.

Peter Paul Rubens residió aquí 25 años donde realizó gran parte de su extensa obra. En una de sus estancias principales cuelga su restaurado autorretrato, recientemente resturado. Pero no sólo decoran la casa las obras del pintor. De sus paredes cuelgan además grandes trabajos de Tintoretto, como La Santa Catalina y el Retrato de una madre y su hija, del maestro veneciano Tiziano.

Las huellas de Rubens impregnan toda la ciudad, como habéis podido comprobar. Museos, catedrales, edificios emblemáticos recuerdan y rinden homenaje al insigne pintor.

El barrio de la moda: el Barrio Nacional.- 

La moda belga es una de las señas de identidad de Flandes. Amberes es una auténtica ciudad fashion que ha sabido posicionarse en el mapa mundial de la moda. Parte de culpa la tienen los “Seis de Amberes“. Seis jóvenes emprendedores, creativos y excelentes diseñadores, también conocidos como el Dream Team de la moda flamenca,  alumnos de la  Academia de la Moda de Amberes (Real Academia de Bellas Artes) que en los años 80 situaron a este centro como el segundo más importante del mundo de la moda.

(edificio MODENATIE)

El ModeNatie es el corazón de la moda flamenca. El edificio era un antiguo almacén de finales del siglo XIX. En él se crearon grandes instituciones de la moda:el Flanders Fashion Institute, el Momu (Museo de la Moda), el Departamento de la Moda de la Real Academia de las Bellas Artes, una librería con libros de arte y una tienda con restaurante.

Sin duda el Museo de la Moda es el rostro del barrio donde lo vintage convive con la alta costura en calles como la Nationalestraat, la Kammenstraat y alrededores. Prestigiosas firmas se han hecho hueco en estas codiciadas calles, convirtiendo esta zona en la milla de oro amberina, una de las más fashion del mundo. Para ver tendencias de otras épocas hay que desplazarse a la Kloosterstraat donde encontraréis numerosos locales de curiosidades, complementos de segunda mano y antigüedades.

En el interior del MoMu, el Museo de la Moda encontraréis más de 25.000 piezas, tanto de trajes históricos como de ropa y complementos actuales. No se trata de una exposición permanente si no que cada año se realizan dos exposiciones temáticas. En las exposiciones se hace un recorrido por la trayectoria creativa del autor y por sus creaciones.

Si te apasiona la moda y la creatividad, no te pierdas uno de los edificios más emblemáticos del barrio: el Het Modepaleis (Nationalestraat 16). Es una oda a la moda de Dries Van Noten. El diseñador amberino adquirió este impresionante local, lo restauró y abrió en él su primera tienda. Tiene dos plantas y en ellas guarda sus elegantes y prestigiosas colecciones.

Los amantes de colecciones vintage de modistos como Prada, Chanel, Valentino o Dior encontrarán su particular paraíso al entrar en Biba Boutique (Kloosterstraat 70). Además hay veces que ofrecen música en directo lo que le convierten en uno de los locales más visitados en el barrio.

No todo son tiendas de ropa en el barrio. Si eres un apasionado de los libros y las bicicletas, en la tienda Markt (Kleine Markt 14) combinan librería con una sorprendente colección de Wunderkammer, maravillosos artículos que no veréis en ningún otro sitio y accesorios de bicicletas de De Geus, una conocida tienda de bicis de Amberes. ¡No te lo pierdas!

Street Art en Amberes

Amberes también rinde homenaje a su pintor más famoso con arte urbano. El llamado Street Art Antwerpen. Muchos son los artistas que con sus creaciones artísticas decoran la ciudad y la dan un toque de modernidad. Destacan los trabajos de Astro,  Sumg y El Mac, reunidos por Rise One perteneciente al grupo de muralistas de Amberes: Aerosol Kings. Todos estos trabajos se enmarcan dentro del Baroque Murals.

Berchem amberes, visitas imprescindibles en Amberes
El barrio de Berchem combina casas barrocas con calles llenas de graffiti

Si quieres conocer los murales y todo el arte callejero que hay en Amberes puedes hacerlo de varias maneras. Bien uniéndote a grupos que los visitan a pie o en bicicleta. Recorridos para todas las edades de entre dos y tres horas de duración. Es lo más recomendable para no perderse porque hay bastantes distritos con importantes obras de arte que merece la pena ver. Pero si prefieres, puedes hacerlo por tu cuenta descargándote la aplicación StreetArtCities y seleccionando Antwerp.

Vayas por tu cuenta o en grupo, la calle Krugerstraat ubicada en el distrito por excelencia de arte callejero Berchem te espera llena de murales con grafitis espectaculares. Aquí se ha llevado a cabo la Reunión de Estilos o de Grafiteros (Meeting Styles) organizada por los Aerosol Kings donde más de 50 artistas han dejado su impresionantes creaciones. Es una de las zonas más concurridas por los grafiteros  (sobre todo en verano) donde, además, se levanta la Fábrica de Verano que organiza numerosas actividades musicales y culturales.

Además de Berchem no te pierdas los siguientes distritos y lugares del Street Art de Amberes: Merksem, Park Spoor Noord, Meatpack y Deurne (barrio de Kronenburg).

Chocolate belga, un clásico imprescindible

No os voy a contar nada nuevo del chocolate belga que no sepáis ya. Una delicia irresistible que encontraréis en decenas de versiones. Amberes huele dulce en cada esquina, en cada calle, en cada barrio. El aroma que desprende uno de sus bienes más preciados, el chocolate belga, se presenta en numerosos formatos y originales figuras. Un arte gastronómico hecho alimento que atrae a paisanos y forasteros. Si camináis por la avenida peatonal, la Meir, os aconsejo parar en el Palacio de Meir. Es el antiguo Palacio Real de Amberes que ocupó Napoleón y su familia. Hoy en día es uno de los edificios más bonitos de esta avenida comercial que ha sido restaurado y recuperado con con llamativas obras de arte y un elegante mobiliario. En la planta baja encontraréis una filial de la chocolatería The Chocolate Line, donde cada día el chocolatero Dominique Persoone prepara sus delicias en la que un día fue la cocina de Napoléon. Es otra visita imprescindible en Amberes. Comparte espacio con el lujoso Café Imperial, la Sala de los Espejos, construida por el rey belga Leopoldo II y un jardín público en la parte trasera del edificio.

Si seguimos caminando hacia Wilde Zee, encontraréis las pequeñas obras de arte que confecciona Pierre Marcolini. Y en la céntrica plaza de Grote Mark tenéis Pralines Elisa. Una pequeña tienda artesanal donde los bombones se hacen a mano, con mucho mimo y cariño, en el taller propio y con los mejores ingredientes.

No puedes irte de la ciudad sin probar uno de sus productos gourmet: las manitas de Amberes, también llamadas caraque, que encontrarás en chocolaterías y bombonerías. Te recomiendo la deliciosa receta de René Goosens. Auténticos caprichos de chocolate a los que no podrás resistirte.

plaza mayor de Amberes
Cualquier ángulo de la Plaza Mayor de Amberes sirve para componer una postal.

Cerveza belga en Amberes

Quédate con el siguiente nombre: Cervecería Municipal de Koninck (Stadsbrouwerij). Pocas cervecerías amberinas tienen una tradición tan rica como ésta. Es la fábrica cerveza más longeva de Amberes. Además, desde 2015 cuenta con el nuevo centro de visitantes donde podrás conocer el proceso de elaboración de una de las cervezas artesanales más famosas de la ciudad. Si puedes, te aconsejo probar la Bolleke Koninck, la cerveza especial ámbar que sirven la mayoría de las cervecerías amberinas en copas redondeadas.

Te recomiendo ir a la Cervecería Casera´T Pakhuis. Se encuentra en un antiguo almacén al sur de la ciudad. Desde una rubia amberina (no seáis malpensados), una fresca y sin filtrado hasta una cerveza negra, algo más dulce fabricada a base de malta caramelizada son algunas de las birras que podrás saborear aquí. Para los más atrevidos o valientes o fuertes o ansiosos, os espera la Nen bangelijke con una graduación alcohólica de 9,5%. Ahí es nada.

Son muchas y muy buenas las cervecerías que encontraréis durante vuestra estancia en Amberes. El paraíso para los cerveceros. Si tenéis tiempo, os recomiendo ir a Antwerpse Brouw Compagnie donde podréis probar  la cerveza Seefbier. Originalmente fue elaborada en el Seefhoek, un barrio obrero al norte de la ciudad. Estaba prácticamente olvidada hasta que Johan Van Dyck se propuso recuperar esta cerveza turbia en 2012. También podrás probar la Bootjesbier, otra de las especialidades de la casa.

Patatas fritas con sabor a mantequilla

Degusta Amberes en todos sus sentidos. Además de su riquísimo chocolate y exquisita cerveza, las patatas patatas fritas son toda una institución amberina. En todo el país hay más de 5.000 freidurías. Una de las más antiguas se levanta en la Groenplaats: Fritkot Max. Una pequeña tienda que conserva toda la decoración original desde 1842. Un local minúsculo pero que guarda la esencia de las auténticas patatas fritas amberinas. En la planta superior se encuentra el Museo de las Patatas Fritas, el Frietkotmuseum en el que podrás ver todo lo relacionado con las freidurías degustando tus patatas fritas recién hechas.

Recomendaciones y consejos útiles

  1. Alquila una bicicleta. La mejor manera de conocer Amberes es a pie. Con un buen mapa y sentido de la orientación podréis palpar cada barrio de la ciudad sin problemas. Explorar la ciudad en bicicleta es una opción también muy recomendable.  Para trayectos largos puedes reservar una municipal, las de color rojo. O bien, alquilar una bicicleta a muchas de las empresas que las ofertan para paseos más cortos.
  2. Házte de la Antwerp City Card. Si quieres conocer los imprescindibles de Amberes te aconsejo comprar esta tarjeta que te permite el acceso gratuito durante 24, 48 o 72 horas (depende de la opción que elijas) a museos, iglesias y exposiciones temporales. Podrás comprarla en los Centros de Información de la Plaza Mayor y de la Estación Central. También puedes hacerte con una de ellas en internet. Otra de las ventajas de esta tarjeta es que podrás subirte a los tranvías, metros y autobuses de la compañía de transportes pública.
  3. Lunes cerrado. Recuerda que la mayoría de los museos cierran los lunes. Y estarás de suerte si coincide que visitas la ciudad el último miércoles de cada mes porque es gratis la visita a los siguientes museos: Museo Plantino-Moretus, Museo Mayer van den Bergh, MAS, Museo Red Star Line, Casa Snijders&RockoxCasa Rubens y la Casa de las Letras.
  4. Recuerda que durante todo el año podrás disfrutar de la música del carillón de la Catedral de Nuestra Señora. Los lunes, miércoles y viernes de 12 a 13h. En julio y agosto además los lunes de 21 a 22h.

Amberes, la flamenca que conquistó Rubens
4.3 (86.67%) 12 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here