Paco, te espero a las 9:09

22
94

paco elvira

Son las 13:28 y todavía no me ha llegado al correo electrónico el artículo diario de Paco Elvira. El domingo tampoco me llegó nada. El último que me entró en el correo fue el del sábado, 30 de marzo a las 9:09 horas,  puntual como siempre. Fue el día que salió a fotografiar por la zona de El Garraf y no volvió. La muerte le sorprendió trabajando, como a los grandes.

Canela sobre el ordenador de Paco Elvira

Siempre lo recordaré sentado a la mesa de su ordenador, con sus gatos husmeando, su otra gran pasión además de la fotografía. Taca, Canela o Indy han acompañado siempre al maestro en sus ratos de trabajo delante del teclado y la pantalla,  ordenando ideas para compartir en su Diario de un fotógrafo profesional. Tengo pocas dudas de que fueron sus felinos los que le contagiaron la pasión de observar desde la ventana. Como un voyeur fotográfico que se reinventa disfrutó devorando las escenas que le dejaba la calle, el territorio explorado desde su ventana, cuyo libro ya no conocerá.

Paco y yo nos teníamos que encontrar por última vez hace hoy paradójicamente casi un año. Tenía que ser durante la presentación de Travel Inspirers en Madrid. A ambos nos hacía mucha ilusión poder vernos por fin las caras pero distintos compromisos hicieron que Paco no pudiera finalmente acudir. A cambio nos dejó este video tan genuino, tan auténtico, tan Elvira.

Travel Inspirers from 3viajes on Vimeo.

Tampoco lo veré en unas semanas, en el recorrido gastronómico y fotográfico por las costas levantinas que estábamos preparando en Travel Inspirers y dónde nos íbamos a juntar de nuevo.

Irradiaba optimismo a sus 64 años, sus artículos en el blog eran una lección de que nunca hay que rendirse, de que uno tiene que perseguir sus sueños sin tregua y de que adaptarse a los tiempos es cuestión de mentalidad no de edad. Siempre hablaba con tino y hacía oidos a  los argumentos de los demás sobre el periodismo freelance, sobre cómo los móviles están cambiando el concepto mismo de fotografía o sobre cómo internet va a influir en el futuro de  la prensa. Lecciones sublimes de que la comunicación es lo que prevalece siempre, independientemente de las herramientas.

Paco-Elvira-Pza-Virreina

No puedo evitar sonreír cuando me acuerdo de sus “piques” con Paco Nadal o con Rafa Perez por ver quién tenía más influencia en Klout, o cuando presumía de que sus recetas de los “rovellons”, además de estar buenísimas, recibían miles de visitas en el blog y tenían y siguen teniendo una posición enviable en Google. Me asombraba su capacidad analítica y de observación, no sólo para ver a través del visor sino también para estudiar cómo y por dónde avanzan las estrategias en redes sociales. Varias veces puso de relieve, en un ejemplo de total nitidez cómo Facebook y Twitter afectaban a las visitas de su blog. Era disciplinado, y por eso se tomaba muy en serio los consejos que José Luis o Pau le daban sobre SEO, Plugins y demás herramientas para hacer crecer su blog que, en definitiva, era su gran aventura desde hacía unos años, una  tarea que compartía con sus clases en la Universidad.

Para todos nosotros Paco siempre fue “el maestro”. Un pedagogo como dicen ahora, una persona que enseña y comparte. Los posts en los que pedía consejo a los lectores para ver cuál fotografía elegía durante la edición de un reportaje pasarán a la historia como modelo para involucrar a los seguidores en los contenidos.

Paco era transparente, sin dobleces. Tenía una  personalidad que no escondía maldad ninguna, lo que conocemos habitualmente como una buena persona. Su cara lo delataba y como fotógrafo lo sabía y lo explotaba para acercarse a los que más estaban sufriendo, a los que necesitaban imperiosamente contar su historia. Se asían a su cámara como el último recurso, una postrimera posibilidad de comunicar al mundo su fatalismo. Porque su físico le delataba: un tipo honesto y respetado. Se lo dije directamente y lo escribo aquí: un optimista patológico, un vitalista sin remedio.

Retrato de Paco Elvira

Paco estuvo cubriendo para las más importantes publicaciones nacionales e internacionales los conflictos de Irlanda del norte, los Balcanes, Afganistán, Cuba, Argentina, México, Zanzibar, … y ahora era momento de recordar aquellos años y recoger los frutos en forma de libro.  Documentos tangibles que avalen y leguen para la posteridad su enorme y esclarecedor trabajo. Durante los últimos años, Paco seguía viajando para mostrar las historias más bellas e icónicas de nuestro mundo. Sus últimas crónicas las escribió en Asturias donde con nuestro grupo Travel Inspirers estamos relatando en forma de reportaje distintas realidades de “la tierrina”.

Cielo en llamas, Paco Elvira

El sábado, Paco emprendió el viaje final, ese que todos realizaremos algún día.  Estaré atento porque seguro que me mandará un correo con un post en el que me contará como es aquello, qué tal está Fiona, dónde sestea Taca, cómo se mide la luz en el cielo, si también en las nubes se práctica la Street Photography o si ya han instalado Foursquare allá arriba. Mañana a las 9:09 espero tus novedades amigo, maestro, compañero.

Paco, te espero a las 9:09
Puntúa el artículo

22 Comentarios

  1. Tristísimo día, JR… Aún recuerdo sus clases en la universidad, sus palabras, sus consejos y la calidad humana y profesional que destilaban cada uno de sus artículos, posts y, sobre todo, sus maravillosas fotos… Se le echará mucho de menos 🙁 Esté donde esté, seguro que no está haciendo fotos

  2. Tristísimo día, JR… Aún recuerdo sus clases en la universidad, sus palabras, sus consejos y la calidad humana y profesional que destilaban cada uno de sus artículos, posts y, sobre todo, sus maravillosas fotos… Se le echará mucho de menos 🙁 Esté donde esté, seguro que no está haciendo fotos

  3. Estoy impactado desde que me llegó la noticia esta mañana… La verdad que no tengo palabras. Paco se fue haciendo lo que más le gustaba pero joder, qué injusta es la vida muchas veces… cuánto tenía que enseñarnos aún.

    No tuve la suerte como tú de conocerle personalmente pero hoy me siento tocado… me siento triste.

    Y leerte tus palabras me reconforta. Sólo con hacerlo me doy cuenta que era una persona única, inimitable…

    Descanse en Paz Paco Elvira y gracias por tu artículo.

    Un abrazo…

    Sele

  4. Muy bonito José Ramón, un homenaje a la altura de Paco, seguro que le habría gustado.

    Yo tuve el privilegio de verle trabajar en Casablanca el año pasado, además de coincidir con él en otras ocasiones durante los dos últimos dos años, y Paco era un currrante nato que nada daba por hecho, un tipo observador, amable y como dices bien, una buena persona. Le vamos a echar mucho de menos.

  5. Preciosas palabras José Ramón. Cuando he recibido la noticia no me lo podía creer. Paco era un gran profesional y una muy buena persona. Lo conocí hace dos años y enseguida congeniamos, me apoyaba en todo lo que hacía y lo consideraba mi padrino periodístico. Si puede leer este post desde dondequiera que esté, estoy segura de que le ha encantado. Descanse en paz.

  6. Bueno, José Ramón. No sé qué puedo añadir a lo que ya han dicho mis compañeros. Lo cierto es que estoy sin palabras desde esta mañana, y tu post es tan redondo que no creo que pudiera transmitir lo que siento mejor de lo que lo has hecho tú. Hoy es un día muy triste, sin duda. Gracias por este homenaje, precioso y a la altura de un hombre como Paco. Un abrazo fuerte.

  7. Bueno, José Ramón. No sé qué puedo añadir a lo que ya han dicho mis compañeros. Lo cierto es que estoy sin palabras desde esta mañana, y tu post es tan redondo que no creo que pudiera transmitir lo que siento mejor de lo que lo has hecho tú. Hoy es un día muy triste, sin duda. Gracias por este homenaje, precioso y a la altura de un hombre como Paco. Un abrazo fuerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here