10 ciudades donde pasar el año de vuestra vida. Top Ten Erasmus

0
84
Lovaina, Erasmus, Bélgica
Caras sonrientes al comenzar la noche

Ser Erasmus es una experiencia vital. Salir de casa con 18 años para estudiar una carrera en otra ciudad es un salto cualitativo en nuestras vidas. Cruzar la frontera hacía territorio extranjero cuando se rozan los 20 es un antes y un después en la manera de pensar. Erasmus es sinónimo de riqueza cultural, de igualdad, de amplitud de miras, de flexibilidad moral pero también y en la misma medida de cachondeo, juerga, escarceos amorosos, amiguitis y compañerismo.

Antes de meternos en harina debo hacer una apreciación. En este artículo no están todas las ciudades que deberían. Es solamente una recopilación personal basada en mi propia experiencia en ellas así como conversaciones mantenidas con varias decenas de Erasmus. Entiendo que cada uno tendremos nuestro propio ranking que será tan respetable como el mío.

Este artículo tiene 3 motivaciones: estadística, pasional y política.  Empecemos por el principio.  Ya son más de 3 millones los europeos que han cursado una carrera o parte de ella en otro país del continente europeo gracias a una beca Erasmus en sus casi 30 años de existencia. Sólo el curso pasado casi 253.000 jóvenes emprendieron rumbo a un país distinto con una cultura diferente y unas costumbres que no tenían nada que ver con las suyas. De entre todos, España es el país preferido por los estudiantes europeos, seguido de Francia, Alemania y Reino Unido. Lástima que mucho de todo esto se está yendo al carajo por culpa de los recortes de una larga crisis económica.

Así las cosas es muy recomendable, queridos universitarios, que os deis prisa y solicitéis, si no lo habéis hecho ya, vuestro Erasmus fuera de España. Si el año pasado 1.600 ya se quedaron sin plaza, este año hay tijera para otros tantos o más. Con un poco de suerte, todavía podrás formar parte de esos más de 30.000 alumnos que todavía tienen la fortuna de conocer, estudiar y disfrutar de otra ciudad y otro país.

Y como guías de Erasmus hay muchas, nosotros te proponemos un top ten canalla para que si lo tuyo es pasarlo de vicio no te sea muy difícil elegir destino. Así que sácate tu ESNcard y ¡vámonos de Erasmus!

Bolonia

Bolonia es a Italia lo que Salamanca o Granada a España.  Por su fantástico ambiente de noche y por la mañana. Bolonia alberga la universidad más antigua de Europa (s. XI). Allí estudiaron Erasmo de Rotterdam(que da nombre a la beca), Nicolás Copérnico o Dante. Aunque su clima no es muy confortable: frío y humedad en invierno y mucho calor en verano, su situación en el mismo centro de Italia la hacen apetecible para sus más de 100.000 estudiantes. Su vida nocturna gira en torno a la calle Zamboni junto a algunas de las facultades de la Universidad. El Millenium, el Soda Pops o el Contavalli (cerveza gratis para Erasmus de 9 a 10 de la noche) son las “escuelas” de la noche.

Lovaina, bar, erasmus, bélgica, 10 ciudades Erasmus para salir de juerga
Dicen que en Lovaina está la barra de bar más grande del mundo.

Lovaina

Siempre joven. Este es el apellido que mejor define a esta pequeña ciudad belga. Desde siempre Lovaina ha sido una ciudad universitaria y sus continuos y permanentes jóvenes son su mejor antídoto contra el envejecimiento. Sus pequeñas callejuelas están llenas de vida a todas horas y sus edificios universitarios, clásicos y plagados de historia, hasta invitan a abrir los libros. Todo pivota sobre la Grote Mark (plaza del ayuntamiento) y una vez allí hay que buscar los fakbars que son locales donde la cerveza te sale por un euro. En la Oude Mark, la barra más grande del mundo, hay muchísimo ambiente, una plaza llena de bares donde toda la gente está en la calle. Si vas de tranqui puedes ir al Stuk donde lo sábados por la noche hay conciertos de jazz gratis. La Stella Artois también está muy rica en el De Rektor, Louvain Louvain y Seven Oaks.

Bremen

Si quieres diversidad, multiculturalidad, interracialidad (todas estas palabras que están de moda) Bremen es tu ciudad. Es de los pocos lugares en Alemania donde se habla bien el inglés con lo que además de aprender alemán tan bien prácticas el idioma de Shakespeare. La comida es algo de lo que también puede hacer gala esta pequeña ciudad germana.  Basta una visita al Hofbräu para comprobar que no estábamos equivocados cuando pensábamos en largas mesas de madera, platos rebosantes de salchichas y grandes jarras de cerveza. Después de la obligada pre-party en casa hay que ir por la zona del Viertel y no dejar de visitar locales como el Calavera, Bermuda, Lila Eule  o el Bumpers.

Lille

Lo mejor de Lille es que está en Francia pero no hay franceses. Su carácter cosmopolita hace que el visitante, sobre todo español, no tenga que padecer algunas de las ocurrencias de nuestros amigos gabachos. Tanto es así que el resto de franceses se ríen de los habitantes de Lille por su peculiar acento.  Es una ciudad pequeña,  perfecta para ir en bicicleta por estar ubicada en una llanura, y la mayoría de las facultades están en el centro. Desde aquí en tren puedes viajar sin problema a París, Londres, Amsterdam, Bélgica… Aunque la mayoría de locales ponen música techno y house, en las calles Solferino y Massano encontraremos algún oasis musical ante tanto “chunda chunda”.

Milán, Il Duomo, 10 ciudades Erasmus para salir de juerga
El león guarda Il Duomo de Milán

Milán

Universidad y caos son palabras sinónimas en Milán. Al parecer eso es lo que dicen todos los que allí han ido de Erasmus. Avisan de que se necesita paciencia y un poco de mano izquierda. La misma que para tomar una copas en alguno de sus muchísimos bares: Alcatraz, Old Fashion, Loolapalloosa. etc. Juergas aparte, una cosa hay que dejar muy clarita: sería un pecado con pena de visionar toda las ediciones de Operación Triunfo regresar de Milán sin haber visto con tus propios ojos todas y cada una de las maravillas arquitectónicas e históricas que llenan la ciudad.

Bergen

Qué más da el mal tiempo (aunque Bergen es la ciudad noruega donde el clima es más benigno) y lo carísimo de sus precios frente a buenas bandas de death metal. No hay color. También para los que no les importe currar duro, Bergen será su mejor elección. Realmente no es difícil encontrar trabajo y uno de los mejores lugares para hacerlo es el Fishmarket. No te preocupes, encontrarás muchos españoles que te expliquen su experiencia (no dejes que te den el coñazo) El dinero calentito (la paga) hay que pulírselo en el Kaos, el Happy o el Lux. También puedes gastarlo en alguno de los muchos festivales de metal pesado que se organizan. Un género en el que las mejores bandas son de esta ciudad, antaño refugio  para los vikingos. Y, por supuesto, antes de volver hay que dejarse embaucar por la belleza infinita de los fiordos noruegos.

Cork

Si lo tuyo son las cervezas, la música, la charla sin fin y algo de playita, tu ciudad es Cork. Al sur de Irlanda encontramos una de la ciudades que más auge turístico está teniendo en estos últimos años gracias a sus salvajes acantilados. Hogar de Rory Gallagher, aquí lo que estila es ir de pubs y practicar el “pubcrowl” que es hacer la ruta por las cervecerías de la ciudad en una misma noche. En ellos encontrarás estupenda compañía, buena música en directo y mejor cerveza. Qué más se puede pedir.  Recomendamos el Crane Lane, el Old Oak y el Roxy. Lo peor de Cork es que los bares cierran a las 2 de la madrugada. Lo mejor es que abren pronto.

Swansea

Podríamos decir que es la gran desconocida de este top ten, o la revelación de este improvisado ranking erasmusiano. Swansea es una ciudad de cuento con playa y con una universidad liberal, no en el sentido político sino en la más absoluta literalidad del término: hay muy pocas horas de clase y es el alumno el encargado de organizarse. La comida no es muy buena así que recomendamos siempre salir cenado de casa para recorrer con fuerza la Wind Street, su calle más marchosa. Ninguno de sus locales tiene desperdicio, eso sí los viernes la cita obligada es en el Tooters, la discoteca del campus.

Manchester

Cuando yo estudié existía el Erasmus, claro que sí, pero yo nunca me enteré. Si hubiera tenido que elegir alguna ciudad para largarme con una beca, muy probablemente hubiera sido Manchester. Sólo por recorrer los pasos de los Stone Roses y los Happy Mondays. Lo que no sé es si hubiera vuelto sano y salvo. Hubiera ido al Nothern Quartes para escuchar música indie, o al mítico Tiger-Tiger donde seguro sonarán cada día los Oasis. En el Fith rezaría de rodillas cuando sonara Aztec Camera y me santiguaría en honor de Morrissey en el 42nd Street. No me perdería ni una Erasmus Party del Ritz donde hubiera intentado no acabar peleado con algún pelirrojo pecoso. En fin, maniático que es uno.

Viana do Castelo

Otra gran desconocida, prima hermana de Swansea.  Viana do Castelo está al norte de Portugal, muy cerca de Oporto (de las pocas ciudades europeas que conserva la esencia de lo que fue). Viana está en esta lista en realidad por sus playas perfectas para practicar surf y escuchar a Los Coronas. A pocos kilómetros tenemos la playa de Cabedelo con un gran ambiente nocturno, la de Mariana y la de Amorosa. En todas ellas podemos sacar la tabla y cabalgar sobre las olas. Si te gustan las discotecas, Look y La Terraza están situadas en la playa y tienen unas vistas impresionantes. Para ir de bares busca el Casting Bar o el Sarau, tienen días especiales para estudiantes.

Lo que sucede en Erasmus se queda en el Erasmus.

10 ciudades donde pasar el año de vuestra vida. Top Ten Erasmus
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here