Si hay algo que me irrite profundamente, aparte de oir los gorgoritos de Bisbal, es la informalidad en todos sus aspectos. Me explico: que me hagan esperar, que si me conocen no me saluden al cruzarse conmigo, o que al entrar en algún sitio no se den los buenos días, tardes o lo que sea. Este tipo de cosas no es que me molesten, es que me joden. Por no hablar de los anuncios que a bombo y platillo te prometen un crucero o un viaje “desde”, pongamos por ejemplo, 800 euros. Sí claro, te cuesta 800 euros si eres bajito, pesas exactamente 56 kg, tienes un hijo que viva en Palma de Mallorca, tu madre se llama Andrea y tienes cuatro dioptrías en el ojo derecho, o sea, nadie. O las típicas ofertas de compañía aéreas que te dicen que puedes conseguir billetes por 35 euros, entonces vas y te metes en su página a buscar el ansiado billete, cuando lo que encuentras es algo que no baja de los 200 €. Pues hete aquí que se me acaba de romper un mito en el reino de la informalidad, y para bien. Antes de nada, ¿estoy lleno de prejuicios? Sí, así que ¿cómo iba a pensar que los vietnamitas me hicieran un visado en tiempo record? Exactamente han tardado cinco días en concedernos 3 visados turísticos múltiples, es decir, que podemos entrar y salir del país durante un mes las veces que nos dé la gana. El viernes, 9 de julio los entregamos en la Embajada de Vietnam en Madrid, sobre las once de la mañana. El miércoles ya los tenía en casa, fantástico. Cuando el cartero llamó a mi puerta (sólo una vez, no necesitó una segunda) no me lo podía creer. Joder, eso sí que es hacer bien las cosas y no Francia en el Mundial. El que me cogió la llamada en la embajada me dijo que tardaban 5 días. Y 5 días de reloj, con fin de semana incluido. Por eso se me ha caído un mito, el de los asiáticos tranquilos, comodones y a su ritmo que había experimentado en otros países como India, Nepal o China. Pero no, el Sudeste Asiatico is different y yo que me alegro.

Nos ha costado 85 euros por persona, pero recordad que es múltiple y de un mes de vigencia. El proceso para solicitar los visados es muy facil. Tienes que entregar, o bien mandar por correo a la sede de la Embajada de Vietnam en Madrid, el visado original con, al menos 6 meses de vigencia tras terminar tu viaje; una solicitud rellena que te bajas de su web; una foto pegada en esa solicitud ; una fotocopia del pasaporte por la página de los datos; un sobre con la dirección donde quieres que te manden el pasaporte ya visado, o bien puedes recogerlo directamente en la embajada; y las perras, 85 euros múltiple y creo que 60 sencillo.

Es así de fácil. Espero que todo nos lo pongan así de sencillo los vietnamitas, con esa carita….

Esta es la solicitud para pedir un visado a Vietnam.

PD: Por cierto, sobre el visado a Camboya no he dicho nada porque lo puedes obtener en la entrada al país. En la frontera acuática o bien en el aeropuerto, te lo puedes hacer por 20$ y una foto. Nosotros vamos a entrar en Camboya en barco, como las grandes invasiones de la historia, así que esperemos que sea verdad lo que cuentan y nos dejen entrar, no vayamos quedarnos en la puerta.

De mitos y visados para viajar a Camboya y Vietnam
Puntúa el artículo

9 Comentarios

  1. Tengo unas ganas de que regreses, cuelgues fotos, lo cuentes todo todo, lo contéis todo todo y yo pueda babear de envidia… que ni te lo imaginas.

  2. Yo también tengo ganas de que te vayas a Nueva York, porque vas a disfrutar como una enana. Te vas a quedar embobada mirando hacía arriba, hacia abajo y para todos los lados. Nosotros estuvimos hace 2 años así que si tienes alguna pregunta no dudes en preguntarla. Muchas gracias por tus comentarios.

  3. Sí, no te preocupes. Aunque la verdad, me estoy haciendo una guía de lo más exhaustiva: cómo orientarse, dónde comprar la Metrocard, en qué casa vivió Charlie Parker (y otros tantos)… así que si un día vas a Nueva York, de nuevo, o algún amigo tuyo, yo te paso mi guía. Está hecha leyendo libros, el New York Times, el New York Mag; algunos foros de Nueva York y las guías del País, Lonely Planet, Guía Total, Trotamundos, National Geographic y Lonely Planet de cerca.

    Un curro de la hostia, pero me lo estoy pasando muy bien preparándolo…

  4. Ojala pudieras ir comentando ese viaje desde alli, supongo que sera complicado y tendremos que esperar a la vuelta, seria la leche!

  5. Hola, yo he estado recientemente en Vietnam y Camboya y los dos visados lo gestioné en las fronteras al entrar.

    El visado “on arrival” para Vietnam cuesta 50$ en el aeropuerto, pero debes de llevar una carta que puedes conseguir a través de cualquiera de las mil agencias que lo gestionan. Por ejemplo: http://www.hotels-in-vietnam.com/hotels/Travel_Vietnam/vietnam-visa.html.

    La gestión para el visado para 1 mes con entrada múltiple es 16$. Total: 66$ (unos 51 euros) y no tienes que desprenderte de tu pasaporte más que los 5 minutos que tardan en hacertelo en el aeropuerto.

    Sobre el visado “on arrival” de Camboya, la tasa oficial es de 20$ pero es una práctica muy habitual entre los oficiales de aduanas pedirte una pequeña comisión. Para más detalles, te recomiendo echarle un ojo al post que escribí al respecto hace sólo unos días.
    http://camiante-no-hay-camino.blogspot.com/2012/07/marchando-una-de-fronteras.html

    Buen viaje por Vietnam y Camboya y que lo disfrutéis al máximo

  6. La verdad es que esos precios son muy altos y por desgracia, ese dinero que se paga NO va a Vietnam, sino que se queda en Madrid para gastos de la Embajada.
    Si quereis que vuestro dinero sirva para hacer crecer y desarrollarse a Vietnam, mejor utilizar un visado on-arrival, que las tasas que se pagan al llegar al aeropuerto, se quedan en Vietnam para Vietnam, y no para unos funcionarios en el extranjero.

    http://www.vietnamitasenmadrid.com/2011/06/visado-vietnam.html

    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here