Menú superior

      

El dragón de Indochina

Sonrisa niños Vietnamitas

©banggia03k4

Ya es domingo, dentro de 3 días estaremos embarcados en una nueva aventura. El dragón de Indochina nos espera. Vietnam, un lugar donde la cultura es demasiado amplia, los paisajes impactan y la gastronomía destaca por su sutileza. Al menos así lo describe el número 16 de la Lonely Planet Maganize dedicada al país asiático. En 17 días vamos a intentar recorrer un país de 331.690 km2 en los que viven 84 millones de habitantes, de los que 2 son miembros del Partido Comunista. Un país en el que la esperanza de vida es de 68 años para los hombres y de 73 para las mujeres y en el que el 6% de los adultos son analfabetos. Un país que produce al año 32,3 millones de toneladas de arroz y sobre cuyo territorio cayeron 15 millones de bombas durante la guerra. Un país en que hay más de 10 millones de motocicletas y en el que se producen 200 millones de nuoc mam (salsa de pescado) de los que esperamos probar alguno.

Sombrero Cónico en Vietnam, mujeres vietnamitas

©Lucas Jans

Este es nuestra ruta para los 17 días que estaremos de viaje por Vietnam:

Día 1.- Salimos desde el aeropuerto de Madrid-Barajas en un vuelo de Korean Air con destino a Seoul. Allí haremos escala para coger otro avión que nos dejará en el Tan Son Nhat de Ho Chi Minh. La llegada está prevista a las 22:20 horas y nos alojaremos en el Phan Lan Hostel.

Día 2.- Recorreremos Ho Chi Minh, una ciudad que no ha olvidado su pasado. Los fantasmas habitan en las iglesias, los templos y los antiguos hoteles de los soldados estadounidenses. Visitaremos el Museo de la Guerra, nos perderemos por los abarrotados cafés y admiraremos sus antiquísimas pagodas.

Día 3.- Este día lo dedicaremos a visitar los Túneles de Cu Chi. Se trata de una red de túneles que se hizo legendaria en la década de 1960 porque facilitó al Vietcong el control de una amplia zona rural a sólo 30 o 40 km. de la entonces Saigón. También aprovecharemos el día para ver el Templo de Cao Dai, una religión surgida en el siglo XX y que mezcla el confucionismo, el cristianismo, el islam, el budismo y el taoísmo. Hay unos dos millones de practicantes en todo el mundo, así que os podéis imaginar cómo será el templo.

Hombre remando en el río Mekon, Vietnam

©Andres Ferrier

Días 4 y 5.- Realizaremos un recorrido por el Delta del Mekong. Se le conoce como el “cesto del arroz” y es un paisaje cenagoso en el que abundan los verdes campos y las aldeas flotantes. Esa noche, dormiremos en la casa de una familia del Mekong. No hablan inglés así que ya veremos como nos entendemos… Al día siguiente partiremos también en barco hasta la frontera donde cruzaremos hasta Camboya. En Phnom Penh cogeremos un autobús que nos acercará hasta Siem Reap, 5 horas de viaje que nos dejará el cuerpito relajado, seguro. En Siem Riap dormiremos en el Golden Mango Inn.

Días 6 y 7.- Los dedicaremos a uno de los objetivos de este viaje: Angkor. la fusión perfecta de ambición creativa y devoción espiritual. Es el mayor edificio religioso del mundo, cientos de templos que eran el centro político, religioso y social del antiguo imperio jemer de Camboya; una ciudad que, en su máximo apogeo contaba con una población de un millón de habitantes, cuando Londres era una escuálida localidad con 50.000 personas.

Mujer vietnamita con bicicleta y sombrero cónico

©Casper_HN

Día 8 y 9.-Nos volveremos a Vietnam, en concreto a la ciudad de Hue, antigua capital imperial. Está llena de templos, tumbas, palacios y pagodas. Dicen que la ciudad goza de una gran fama gastronómica y estamos dispuestos a comprobarlo. En Hue nos alojaremos en el Tran Ly Hostel.

Puesta de sol en Vietnam

©ePi.Longo

Días 10 y 11.- Recalaremos en una de las etapas más deseadas del viaje: HoiAn. Playas y cerveza en una población que rezuma encanto e historia y que, afortunadamente, ha conseguido salir intacta de la guerra. Espero que el HoiAn Beach Resort cumpla las expectativas.

Amanecer en una playa de HoiAn

©lehoanganh_84

Día 12.- Marcharemos en avión hasta Hanoi, la capital administrativa de Vietnam. Hanoi es una ciudad que aúna gracia parisina y ritmo asiático, donde lo medieval cohabita con lo moderno. Nuestro alojamiento en el Little Hanoi Hostel será un buen punto de partida para visitar toda la ciudad.

Paisaje de la Bahía de Halong, Vietnam

©”PABLO

Días 13, 14 y 15.-Navegaremos por la Bahía de Halong, uno de los paisajes más impresionantes del mundo. Hay más de 3000 islas surgidas del las aguas color esmeralda del golfo de Tonkín que conforman una visión de belleza inigualable. La Bahía de Halong es arte puro, una colección de esculturas inacabadas, talladas por la naturaleza. Es Patrimonio de la Humanidad desde 1994. Navegaremos, dormiremos en un bungalow en la Monkey Island, haremos kayaking, bicicleta y algunas otras cosas.

Calles de Hanoi, tráfico y hombre dormido

©AaronLam

Días 16 y 17.- Volveremos a Hanoi para rematar lo que nos quede de ver de la ciudad, últimas compras y últimas conversaciones con los paisanos. A las 23:30 cogeremos el avión de vuelta a Madrid que nos dejará en España a las 3 de la tarde del día siguiente, uf.

Esta es la ruta que hemos planificado para recorrer un país del que como siempre esperamos aprender y que nos ayuda a superar nuestros miedos y nuestros prejuicios. Salud. Gracias a todos los que han cedido sus fotos para este post y a la Lonely Planet por iluminar mis pasos.

3 Responses to El dragón de Indochina

  1. Alberto 3 agosto, 2010 at 2:20 #

    El Hoi An Beach Resort cumplirá vuestras espectativas. No es de los más caros de la playa de Cua Dai y tiene un nivel de calidad bastante bueno. De los mejores hoteles en los que he parado en Vietnam.

    No dejéis de cenar marisco en los puestos que montan cada noche en la playa justo enfrente del Hoi An Beach Resort. Sólo tenéis que cruzar la calle para disfrutar de marisco riquísimo muy barato preparado por familas locales. La mesa es una esterilla en la playa a la luz de un candil, no puede ser mejor.

    Que disfrutes del viaje.

    Alberto

  2. Ezequiel Martin Barakat 4 agosto, 2010 at 21:31 #

    Bueno, antes que nada mucha suerte y éxitos con el viaje; soy afecto a blogs de relatos de vaijeros y el tuyo me pareció muy bueno; te estaré siguendo los pasos:). Un abrazo! Ezequiel

  3. Los viajes que no hice 5 agosto, 2010 at 17:46 #

    Qué preciosidad de imágenes. Y qué maravillosas las que te vas a traer tú…

Deja un comentario

Todos los derechos reservados