bloggers-514

En el periodismo, algunos se enrocan en mantener las estructuras existentes y niegan la evidencia, las nuevas fórmulas de expresión. Como pasa en la educación, la prensa  mantiene formas de trabajo del siglo XIX mientras el mundo avanza a pasos agigantados llevándonos hacía otros modos de contar realidad.

La radio, la televisión y los periódicos se apropiaron hace mucho tiempo del término “medios de comunicación”. Hasta ahora, podían hacerlo pero de aquí en adelante tendrán que adaptarse al verdadero significado de la expresión. En realidad, lo que importa es la comunicación,  y el medio es sólo el envoltorio del mensaje. Estamos de acuerdo en que lo puede condicionar, pero no varía su fin que no es otro que el de trasladar una información.  Dentro de este marco, los blogs, aunque aparecieron en escena hace ya unos 10 años, es ahora cuando comienzan a cobrar un caracter más profesional aplicando criterios de periodicidad, rigurosidad, responsabilidad en sus contenidos y, porqué no rentabilidad, como cualquier otro medio de comunicación.

Hace poco alguien me preguntó mientras ofrecía una charla en el 5º Bellota Valley si la ausencia de medios tradicionales y la paralela ascensión de los blogs no estaba mermando la libertad de expresión. No sólo no es así, sino todo lo contrario. Los medios tradicionales no son garantes de nada mientras estén controlados por empresas o políticos. Dicho esto, tampoco todos los blogs difunden información de calidad, algo que sí deben hacer aquellos que quieran ser una referencia. Si hablamos de viajes, es igual de creíble y veraz la crónica que yo he escrito sobre las Las Vegas que la que pueda publicar, por ejemplo La Vanguardia.

evolucioperiodistes

De lo que todavía muchos periodistas no se han dado cuenta es de que ya no interesan las cabeceras, interesan los artículos. Como ha pasado en la industria discográfica, ya no tengo que comprar 12 canciones para escuchar la canción que me gusta. El lector viene y va, selecciona y picotea donde más le conviene según sus intereses. Ya no tengo que comprar El País para leer un solo artículo, con 1,50 euros que cuesta la prensa en España podría comprar 15 artículos distintos de medios muy diversos. La gran ventaja es que yo los elegiría en función de su calidad.

Con este método estaríamos comprando la calidad según nuestro propio criterio y no el de un redactor jefe o director sometido a motivaciones empresariales o políticas. Pero como todo en la vida, conseguir credibilidad, sea como periodista o comunicador a través de un blog o de cualquier otro medio exige trabajo y dedicación, los componentes infalibles de una buena trayectoria profesional. El mal periodista que se refugiaba en un medio de prestigio se quedará a la intemperie, mientras que el buen contador de historias no necesitará un empresa que le dé una oportunidad porque se la puede dar él mismo. Herramientas le sobran. El camino para los blogs como medio de comunicación está trazado, sabemos la dirección que lleva y hacía donde va: ser y creerse un nuevo medio de comunicación. Hay que señalizarlo, ponerle límites de velocidad y arcenes bien anchos para evitar salidas bruscas. Eso es lo que llevamos haciendo en Travel Inspirers desde hace casi un año.

Aunque el problema real sigue siendo la financiación, este 2012 han traído buenas noticias. Algunas entidades, empresas y administraciones públicas están entendiendo el mensaje y comienzan a utilizar y tratar a los blogs como nuevos medios de comunicación. Es cuestión de que otros vean los buenos resultados conseguidos y comiencen a utilizar esta fórmula. Otra buena noticia es la consolidación del crowfounding como método para arraigar nuevas formas de financiar el periodismo. Jordi Pérez Colomé ha cubierto las elecciones norteamericanas este mismo año para 162 personas, los que le han financiado el viaje al país norteamericano. Esto le ha supuesto además poder tener suficiente información como para publicar un libro que, por supuesto, vende a través de su propio blog. Son fórmulas. También ha surgido Flattr, una iniciativa para financiar contenidos. Aunque todavía está despegando, la idea es que un usuario se registre y abone un fondo de, por ejemplo, 10 euros. Cuando lea un artículo que le guste puede donarle la cantidad que desee. Creo que el éxito de Flattr puede residir en que ya no son importantes el número de visitas sino la calidad de los contenidos. Alguien puede ganar más con 50 donaciones flatrr que con 5.000 visitas.  Se trataría de hacer un gran cambio a partir de pequeñas donaciones.

En medios como eldiario.es son más leidos los blogs que las propias noticias, y algunas revistas tradicionales del sector de viajes como Conde Nast Traveler, El Viajero y Ocho leguas hace ya tiempo que se pasaron al lado digital con fórmulas que creo le están reportando bastantes éxitos, al menos en calidad de contenidos. Siguiendo su estela, otras empresas comienzan a intentarlo con mucha proyección: Los40viajes y CadenaSerViajes.

Ante la justificada depresión general creo, sin embargo que vienen buenos tiempos para los blogs que trabajan de manera profesional. Es natural que los grandes empresarios tengan miedo, pero los periodistas deberíamos aprovechar una herramienta que nos hace a todos iguales ante el lector/espectador, nuestra única y última razón de ser.

Y tú ¿qué opinas? ¿Son los blogs la nueva manera de hacer periodismo?

¿Quién teme a los blogs como nuevo periodismo?
Puntúa el artículo

15 Comentarios

  1. Muy buen artículo el de hoy, un gusto leerlo sobre todo los que trabajamos en la prensa tradicional y sabemos que el que no evoluciona, no avanza. Mientras vemos cómo caen grandes medios de comunicación anclándose en sistemas de comunicación que hace tiempo tenían que haber cambiado o por lo menos amoldado a los nuevos tiempos, aquí nadie mueve un dedo exceptuando unos pocos. Espero que este artículo sirva de fuente de inspiración y reflexión para muchos.

    ¡Un abrazo JR! 😉

    • Los que quieren cerrar los ojos ante la realidad al final se encontrarán con ella de bruces y no tendrán más remedio que afrontarla…espero que no sea tarde para ellos.
      Un abrazo.

  2. Como dices es una nueva manera de ver la sociedad de la información y adaptarse a un nuevo mundo en el que la gente quiere variedad y tener muchas opciones, picotear y leer una vez de uno, ahora de otro, pero lo que realmente fideliza no es una marca de solera como pasaba antes, sino buenos escritorios y periodistas que atrapan al lector y conectan con un público determinado.

  3. Completamente de acuerdo. Has plasmado en tu post muchas de las cosas que llevo pensando desde hace tiempo. Pero aún falta mucho, creo, para que quienes tienen que darse cuenta del cambio lo hagan. Mientras, los que disfrutamos con nuestro trabajo lo seguiremos haciendo como hasta ahora!
    Enhorabuena por el artículo, JR. Luchemos porque el periodismo siga vivo pase lo que pase! 🙂

  4. Pues tienes razón, adaptarse o morir. El crowfounding funciona bastante bien en proyectos sociales, música, literatura..¿Por qué no en periodismo? No conocía Flattr, pinta interesante. Un abrazo

  5. Muy interesante el artículo, existen blogs con una gran calidad donde se nota la pasión que poneís a vuestro trabajo. Saludos.

  6. Pues todo un debate muy abierto!! Pero el post da en algunas de las claves. Sobre todo creo que hay una cosa a destacar, quien tiene la última palabra son las mismas empresas que dan la información o invitan a los blogtrips, son ellas las que tendrían que ver más la calidad de los blogs (sean o no periodistas), y no tanto el número de visitas… Mientras nosotros a seguir nuestro rumbo e informar con la mayor profesionalidad posible! Ánimo compañeros 🙂

  7. Muy buen artículo JR, sí señor. Hay todavía muchos paradigmas que cambiar, y rutinas anticuadas. Pero está claro que la calidad del trabajo bien hecho es el mejor salvoconducto para moverse en estos cambiantes territorios digitales.

  8. Totalmente de acuerdo.

    Sobre este tema hay un caso reciente que seguro te interesa…

    Veintiocho días después de que se estrenase con sobresaliente éxito el documental “Poder contra verdad”, sobre la destrucción de la primera fábrica de algodón del siglo XVIII en Ávila, que describía las irregularidades cometidas por Ángel Acebes (Alcalde de la ciudad, entonces) y por las diversas autoridades del PP, su autor José Ramón Rebollada (Jota) fue despedido como Jefe de Informativos de SER Ávila.

    Jota es un periodista absolutamente reconocido en Ávila por todas las fuerzas políticas y sociales, con la excepción del PP, que manifestaron su disconformidad con el despido y demandaron su readmisión mediante un comunicado a la SER, que no ha merecido siquiera una respuesta. La credibilidad de la SER y los valores que dice defender están abiertamente cuestionados con este proceder. Deben reconsiderar su decisión y readmitir a Jota, por la libertad de expresión.

    Y por ello puedes firmar:

    http://www.change.org/es/peticiones/alejandro-nieto-molina-demandamos-la-inmediata-readmisi%C3%B3n-de-j-ram%C3%B3n-rebollada-jota-jefe-de-informativos-de-ser-%C3%A1vila-tras-un-despido-injusto-y-sin-fundamento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here