Menú superior

      

Portugal, ¡aquí si hay playa!

Lagos, Portugal, playas de Portugal

Lagos @Yainis

En España si te asomas a una ventana ves Portugal. Hay provincias como Pontevedra, Ourense, Zamora, Salamanca, Cáceres, Badajoz y Huelva a las que llega el olor del bacalao dorado, del frango frito y el dulzor que deja la sal del Atlántico en el paladar. Además de café, gallos que pronostican el tiempo, saudade, pasteis de nata y calles adoquinadas, en Portugal también hay playas. Y muy californianas, añadiría yo. Tanto que casi parecería que ni estás en Portugal.

El litoral luso comparte aguas frescas y arena melosa con pequeños pueblos agrícolas rodeados de campos que amarillean llegado junio, como el pelo de los surfistas que los recorren buscando olas. A pesar de sus gélidas aguas, las playas portuguesas son una de las opciones más interesantes para pasar el verano al fresco. Hemos rebuscado y estas son algunas de las más desconocidas y más bellas. Lugares con personalidad, que no se han dejado contaminar por la cultura del chiringuito y la práctica dominguera. Estas son nuestras 10 playas de Portugal.

Parque Natural da Ría Formosa

Comenzamos por la parte más al oriental de la geografía portuguesa que nos sitúa en el Parque Natural da Ria Formosa, 60 kilómetros de marisma en el Algarve. En su perímetro se encuentra una de las playas más grandes y más tranquilas de todo el litoral portugués, la ilha de Tavira. En ella se pueden practicar deportes acuáticos, tiene un camping y también cuenta con cafés y restaurantes. Fuera de la época de vacaciones es un lugar remoto y vacío. En julio y agosto, es un no parar que, dicho sea de paso, también tiene su encanto. Tiene zona nudista.

Viana do Castelo, Playas de Portugal

Viana do Castelo

Lagos

Es uno de los principales focos del turismo de sol y playa en Portugal. La localidad costera por excelencia en el país luso. Un bonito pueblo situado junto a la ribera del Bensafrim, con murallas del siglo XVI y bonitas calles adoquinadas. Casi todas sus playas están masificadas pero todavía hay algunas que conservan su encanto.

Tendremos que dirigirnos hacia al sur para encontrar las de Pinhão, Dona Ana y Camilo. Son más pequeñas y apartadas, con aguas tranquilas y con algunas grutas, cuevas, y torres de arenisca sorprendentes. Bajo ningún concepto ir a la playa de Batata, la más sucia.Lagos es un lugar ideal para hacer surf.

Praia Arrifana

Estamos ante una de las 7 maravillas de Portugal, una playa protegida por colinas de los vientos salvajes que azotan estas latitudes. La playa cuenta con todo tipo de servicios e infraestructura hotelera, también para los surfistas. Quizá su mayor encanto esté en pasear al atardecer por el pequeño pueblo de pescadores de Arrifana y ver cómo llegan las barcas.

Zambujeira do Mar.- 

Conocida por albergar uno de los mayores festivales de música de Portugal, el Sudoeste, este movido pueblo tiene algunas de las mejores playas agrestes y encantadoras de todo el país. Entre abruptos acantilados que tienen su origen en la calle principal el pueblo es un imán para mochileros y surferos. Obligatorio probar el pescado fresco en restaurantes caseros y pasear por acantilados de vértigo.

Playas de Portugal, Zambujeira

Zambujeira

Vilanova de Milfontes 

Muy cerca de Zambujeira, encontramos uno de los lugares costeros con más encanto de todo Portugal. Vilanoa de Mil Fontes (precioso y evocador nombre) es un pueblo de casas encaladas, habitantes que no se imaginarían viviendo en otro lugar y donde el tiempo pasa algo más lento. Dicen que Anibal se refugió aquí. Una vez que el viajero recorre el pueblo y visita algunos de los restaurantes con vistas de la playa no debe extrañar. Hay playa de río como la Praia do Farol, tranquila para ir con los niños, y otras que miran el mar. Si se dispone de coche merece la pena darse una escapada hasta la Praia do Malhao, a unos 7 kilómetros.

Lago da Albufeira

Muy cerca de la pintoresca y encantadora Sesimbra, se esconde el Lago de Albufeira, un estanque que se rellena de agua dulce y salada. Cada primavera, las dunas dejan paso puntualmente a una playa ideal para ir con los niños o practicar el windsurf, la vela o el piragüismo. Aunque no lo parece, llega a alcanzar una profundidad de 15 metros. Dede 1987 forma parte de la Reserva Ecológica Nacional y tiene un área de aves especialmente protegida.

Praia de Caixas (Lisboa)

Lisboa tiene muchas playas, la mayoría masificadas. Y eso que no hablamos de Caparica, Cascais o Estoril…. La de Caxias es una de esas con mucho encanto y, sobre todo, mucha tranquilidad. Junto al Fuerte de Nuestra Señora de Porto, este rincón al abrigo de los fuertes vientos que soplan en estas latitudes ha cambiado con los años soldados por bañistas. No hay bares ni restaurantes, lo más cercano es un café que se encuentra al otro lado de la riberia de Barcarena. Se puede llegar perfectamente en tren, de hecho la parada está junto a la Avda Marginal. Ojo, no es una playa oficial por lo que no está sujeta a vigilancia por parte de las autoridades. Aún así, merece la pena.

Ericeira

Es la mejor opción a la masificada Sintra. A pocos kilómetros de Lisboa, Ericeira podría ser ese pueblo con mar al que le cantaba Joaquín Sabina. Sus excelentes vistas y la calidad de su marisco compiten por el corazón del turista.
Meca para los surfistas, hay tres playas a tener en cuenta: la Praia do Sul, también llamada Praia da Baleia, de muy fácil acceso y con protección para los niños; la Praia do Norte, y la de Sao Sebastiao.
Uno de los templos surfistas es la Praia da Ribeira d’Ilhas, que forma parte de la World Qualifing Series y acoge cada año el Campeonato Nacional de Portugal.

Figueira da Foz

Si preguntas a cualquier portugués por Figueira da Foz, de lo primero que te hablará será de su gigantesca playa. Después, sin dudarlo, te remitirá a su casino, con actuaciones musicales casi diarias en verano. La playa local es tan grande que lleva varios minutos atravesar la pasarela que conducen hasta el mar. Si buscamos aguas menos bulliciosas debemos poner rumbo al norte. A unos 2 kilómetros llegaremos hasta Buarcos, una playa muy pintoresca. Se puede ir en autobús. Un poco más al norte, nos toparemos con la Praia de Quiaios, más intima. Los surfistas se encontrarán en su salsa en la Praia de Cabedelo, a unos 10 kilómetros.

Viana do Castelo

Se la conoce como la joya de la Costa Verde. Viana, además de un centro medieval perfectamente conservado, tiene unas playas encantadoras. La más conocida es la de Cabedelo, una de las mejores del Minho. Los amantes del surf también se pueden coger un tren e irse a unos 25 kilómetros al norte para llegar a Afife, donde se cogen olas de varios metros.

Este artículo fue originalmente escrito para Homeaway.

,

One Response to Portugal, ¡aquí si hay playa!

  1. Martin Wwe Rodriguez 5 Agosto, 2016 at 0:11 #

    Excelentes playas! un lugar soñado!! igual que las playas que tenemos en Uruguay las recomiendo muchísimo. Uno de los mejores lugares para hospedarse tambien es el Hotel Bahamas

Deja un comentario

Todos los derechos reservados