Menú superior

      

Planes para un fin de semana en Córdoba, historia viva

¡Tus sendas de cabras y tus madroñeras,

Córdoba serrana!

¡La del romancero,

Córdoba llana!

Guadalquivir hace vega,

el campo relincha y brama.

Antonio Machado

 

 

planes para un fin de semana en Córdoba,

El perfil majestuoso de Córdoba, con su puente romano, al atardecer

 

Córdoba huele a jazmín y azahar, sabe a salmorejo y suena a rock andaluz. La primera vez que visité la ciudad fue con la excursión de fin de curso del colegio, en 8º de EGB. Los cordobeses Medina Azahara nos acompañaron durante todo el trayecto en autobús que a nosotros se nos hizo corto, entre risas y alboroto. Aún recuerdo cómo me impactó ese bosque de columnas nada más entrar en la Mezquita. Me cautivó de una manera que siempre que vuelvo a Córdoba es como hacerlo a aquellos años del colegio, los amigos, la niñez, la inocencia. No recuerdo en qué época fue aquél primer encuentro pero la experiencia me dice que el otoño es la mejor temporada del año para pasear por las empedradas calles de la ciudad califal, la mejor conservada de España y, por supuesto de Andalucía. Cualquier puente o festivo es perfecto para hacer una escapada a una de las ciudades españolas con las tapas más suculentas y económicas, la historia más viva, además de la sonoridad y calidez del sur. Estos son algunos de los planes para disfrutar de un fin de semana en Córdoba. 

 

Tapear por La Judería de Córdoba.- 

Córdoba ofrece muchos y muy variados locales para ir de cañas, vinos y tapas. La tradición obliga a recorrer las tabernas de la ciudad donde antiguamente los cordobeses tomaban el vino junto a los pozos que decoraban los patios interiores de su ciudad. Sus arraigada tradición han dado sus frutos. Y es que en el siglo XVII Córdoba llegó a tener cerca de 200 tabernas. Hoy en día, es uno de los mejores destinos de tapeo de España. No te puedes ir sin probar alguna de sus delicias gastronómicas: los flamenquines, las berenjenas a la miel o el rabo de toro. Te proponemos conocer los locales con los platos más típicos y lo que importa, al mejor precio. Si a ello sumamos un ambiente acogedor, ¿qué más se puede pedir? Una de las opciones que te proponemos es Casa Pepe, un sitio perfecto para pasar una estupenda velada en un patio andaluz o disfrutar de su azotea. Es uno de los restaurantes con más arraigo en la ciudad. No muy lejos de allí encontrarás la taberna Mezquita Céspedes que ofrece ricas tapas de salmorejo, gazpacho o berenjenas para chupar los dedos. Si eres un amante del buen vino, la taberna Vinoteca Ordóñez cuenta con una amplia variedad de caldos de la zona junto al tradicional rabo de toro, pisto cordobés o arroz meloso de ciervo y setas, entre otros manjares. A los pies de la Mezquita de Córdoba te espera Las Piconeras. Su oferta gastronómica destaca por la fusión entre la cocina tradicional y árabe. Hace gala de recetas muy originales como los pinchos de cordero o pollo, el cuscús al estilo bereber o las croquetas caseras de jamón y pollo.

 

taberna salinas, planes para un fin de semana en Córdoba

La Taberna Salinas es otra de las visitas obligadas para tapear por la judería de Córdoba

Para los aficionados a las tapas y los pinchos, en las Oficinas de Información Turística disponen de unos Pasaportes de Licenciaturas en Tapeo Cordobés. En él que encontraréis varias rutas por los rincones cordobeses para degustar sus especialidades culinarias. Cada establecimiento os estampará su sello. Una vez completado el pasaporte recibiréis un estupendo diploma que os acredita como “Expertos en Tapeo”. Original ¿no? Sobre todo, práctico y útil para no perderte las delicias de cada lugar. Además, el pasaporte también os lo pueden facilitar en los hoteles y los establecimientos asociados a esta iniciativa. No os olvidéis de preguntar por él.

 

Visita la Mezquita de Córdoba.- 

 

Ir a Córdoba y no ir a la Mezquita es como ir a Madrid y no pasear por la Gran Vía, o ir viajar hasta Nueva York para no divisar la Estatua de la Libertad, salvando las distancias evidentemente. De sobra es conocido que es la joya de la corona de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad desde 1984. Su historia resume la evolución completa del estilo omeya en España, además del gótico, renacentista y barroco. La entrada cuesta 10 euros. Es más barata para menores entre 10 y 14 años: 5 euros. Los niños de menos de 10 años entran gratis. Las entradas sólo se pueden comprar en taquilla por lo que si decides visitarla, compra a primera hora del día para no quedarte sin ella porque la demanda es alta. No se venden por internet. Lo que sí puedes adquirir online son las visitas guiadas monumentales que incluyen la entrada a la Mezquita y a la Catedral.

Paseos religiosos.- 

Córdoba tiene en marcha una curiosa iniciativa: la Ruta Fernandina. Con ella, conoceréis 11 iglesias construidas entre el siglo XIII y principios del XIV en diferentes zonas de la ciudad. A esta “red” de construcciones se la conoce como Iglesias Fernandinas. Entre ellas se encuentran las Iglesias de La Magdalena, Nicolás de la Villa o San Pedro. Hay tres rutas diferentes para conocer de manera entretenida y original el arte medieval de Córdoba.

calleja de las flores, planes para un fin de semana en Córdoba

Es una de las calles más turísticas y hermosas de Córdoba con estilosas tiendas de souvernirs y una plazuela junto al monumento Mainónes

Paseos nocturnos por una Córdoba teatralizada.-

No hay nada mejor que pasear al atardecer por las entramadas calles cordobesas. Puedes hacerlo por tu cuenta o contratando un guía turístico. Cada viernes y sábado se organizan paseos de unas dos horas que te llevarán por bellos rincones cordobeses como la calleja de las Flores o la Judería. Visitas que no haréis solos. Os acompañará El Alma de Córdoba, a través de personajes históricos como Isabel la Católica o Dioses de la mitología griega como Venus. Un entretenido recorrido que te alegrará la visita y te hará vivir una experiencia única. El precio, 18 euros. Para personas con discapacidad, jubilados y estudiantes de hasta 26 años la entrada se reduce a la mitad, 9 euros. Y los menores de 7 años no pagan. Si te animas a hacerla, te aconsejo que reserves con antelación en la web de Turismo de Córdoba.

Degusta el Mercado de la Victoria cordobés.-  

Si vas en verano, es una de las mejores opciones para tomar las cañas, tapas y vinos en un amplio y aclimatado lugar degustando platos típicos cordobeses. Más de una treintena de establecimientos comparten los cerca de 2000 metros cuadrados del Mercado de la Victoria, la antigua caseta de la feria de Córdoba de 1918. En ella hay rincones especializados para todos los gustos: embutidos, cocina tradicional, gallega, japonesa, italiana, mexicana… Si te gusta el salmorejo, te aconsejo parar en La Salmoreteca donde ofrecen hasta 10 variedades de salmorejo: de aguacate, remolacha, maíz, cítrico o de setas y trufas, entre otros. El Mercado está muy bien situado, a menos de cinco minutos a pie del casco histórico, en el Paseo de la Victoria.

Córdoba para niños.- 

Por si algo destaca Córdoba es por la habilidad para de conjugar historia y modernidad. Además de siglos de historia, los turistas encontrarán una ciudad moderna y amplia, con grandes espacios verdes. Me quedo con  La Ciudad de Los Niños, un espacio creativo y de entretenimiento para los más pequeños con campos deportivos y centros de juego, talleres y actividades de ocio al aire libre. Este parque infantil se encuentra frente al Parque de ala Cruz, junto al Hospital General de Córdoba. Importante a tener en cuenta es que hay aparcamientos cercanos. La entrada, en función de la edad, no llega a los tres euros por persona. Otra opciones para los más pequeños: el Zoológico y Jardín Botánico donde podrán participar en talleres medioambientales y zona de lectura infantil. La entrada es gratuita.

Relájate en los baños árabes.- 

 Después de mucho caminar por las empedradas calles de Córdoba apetece relajarse. Nada mejor que en baños árabes con exóticos aromas. Experimenta los ritos milenarios en Hamman Al Ándalus, en pleno centro histórico entre la Mezquita y la Plaza del Potro. Es aconsejable reservar con antelación porque la demanda siempre suele ser alta. Una vez dentro, acomódate y prepárate para disfrutar de un reconfortante recorrido en el que recargaréis las pilas para seguir conociendo la ciudad. Si te quieres dejar mimar un poco más, ofrece un carta de masajes con ofertas por grupos, parejas e individuales. También en pleno corazón de La Judería os encontraréis los Baños Árabes de Córdoba, uno de los más grandes de España aunque con aforo limitado por lo que se aconseja reservar online.

planes para un fin de semana en Córdoba

Una de las delicias gastronómicas de Córdoba, el famoso Flamenquín

Actividades alternativas en Córdoba.- 

 Otras opciones más conocidas que ofrece Córdoba para conocer la ciudad es a través del tradicional paseo en coches de caballos; vivir una trepidante aventura a bordo de un segway por el casco histórico; pasear en bicicleta por las amplias avenidas y parques y sentir la experiencia que Julio Verne vivió y contó en Cinco Semanas en Globo, un emocionante viaje en globo que os llenará en todos los sentidos.

Córdoba, escenario de películas.- 

Muchos han sido los directores y productores que han puesto sus ojos en la ciudad califal para rodar series, películas y anuncios. Nuestro director más internacional, el manchego Pedro Almodóvar, eligió el barrio de La Judería y calles aledañas a la Mezquita para grabar escenas de Hable con ella. Vicente Aranda también la ciudad para recrear Carmen. Adrian Brody dió vida al mítico torero cordobés, Manolete, compartiendo protagonismo con Penélope Cruz. Y, como no, la productora HBO fijó sus ojos en el Puente Romano que cruza el Guadalquivir para recrear el puente de la ciudad libre de Volantis que atraviesa el Rhoyne en Juego de Tronos. Ya antes, Ridley Scott también había ambientado su historia de los cruzados, El Reino de los Cielos, con Orlando Bloom de protanista, en la bella ciudad andaluza.

La fiesta de las Flores en Córdoba- 

Si os gustan las flores, os aconsejo reservar unos días en la primera quincena de mayo. Desde 1920 se celebra esta tradicional fiesta en la ciudad. En ella, los cordobeses engalanan sus patios con las mejores flores. Una explosión de colores que decora el casco histórico y se convierte en mayor deleite para la vista para paisanos y turistas.

 

Para alojarse en Córdoba hay multitud de ofertas. Nosotros nos quedamos en los Abetos del Maestre Escuela, un lugar mágico. Eso sí está algo alejado del centro pero merece la pena si busca el relax después de una ajetreado día de turismo por Córdoba.

Planes para un fin de semana en Córdoba, historia viva
4.8 (95%) 4 votes

No comments yet.

Deja un comentario