Menú superior

      

Nueva York, una visita en vertical (1 de 3)

Desde el Empire State Building todos parecemos hormiguitas

En la ciudad de los rascacielos hay más de 150 edificios que alcanzan más de 150 metros de altura. Desde el renacentismo del Flatiron hasta la ostentación del Chrysler Building, pasando por la esbeltez del Empire State Building, estas construcciones han marcado un hito en la historia de la arquitectura y representan las ambición y el afán del hombre por desafiar las leyes naturales.

Más reconocible que una canción de Manolo Escobar

Nueva York es una ciudad con un poder mágico: le cambia el rostro a los que la visitan, al menos durante los primeros días o semanas. La capital del mundo se visita en vertical, hacía arriba. Y no se mira, se admira, porque al subir la cabeza para observar sus altos edificios un acto reflejo nos abre la boca de par en par. Pruébenlo, pruébenlo.

El hueco que dejaron las Torres Gemelas

Nueva York siempre ha ostentado el apellido “ciudad de los rascacielos” aunque no es la primera que los tuvo ni la que tiene los edificios más altos. Pero sí ostenta, por ahora, el honroso privilegio de ser la que más edificios altos tiene. Eso, y el ser el escenario natural del poder, el lujo, la riqueza y la decadencia en el mundo del cine la han convertido en un lugar alucinante y a la vez familiar. Hay pocas ciudades en el mundo en las que tienes la sensación de sentirte como en casa.

A los pies del Chrysler Building

Pasear por Nueva York es como caminar por el vientre de un bosque en el que los árboles son de acero revestido por cristal y ladrillo. Moles inmensas que dejan ver la ciudad y que envuelven al viajero hasta hacerlo pasar desapercibido. No son enjambres como se dice habitualmente sino gigantes sin brazos lo que los hace más estilizados y vigilantes. Cuando uno llega a Nueva York tiene la sensación de ser observado. Desde alguna ventana iluminada, alguien espía los movimientos sonámbulos del visitante. Esta masa de líneas rectas revolucionó el panorama urbano y urbanístico de las ciudades.

Y de repente aparece el puente de Manhattan

La peculiar silueta de Manhattan comenzó a cobrar forma con la introducción del acero como material de construcción y la creación de los primeros ascensores. Hasta entonces la altura era directamente proporcional a la cantidad de escalones que era posible subir sin cansarse.

El Flatiron, la famosa placha neoyorquina

Tendríamos que remontarnos muy atrás para ver un Nueva York sin rascacielos, hasta 1880. Entonces, el edificio más alto de la ciudad era la Trinity Church que, con pináculo incluida, llegaba hasta los 87 metros de altura. La iglesia, símbolo religioso en pleno Wall Street fue la tercera edificación en el bajo Manhattan y ya, aunque de manera algo más mística, dejaba entrever el afán por alcanzar los cielos que luego se extendería a la clase financiera y empresarial.

La ambición y el afán de superación están en los cimientos de los rascacielos

Pero en otros lugares como en Chicago ya se estaban construyendo edificios de más de 100 metros, tope mínimo para considerar una torre como rascacielos. De hecho, fue un arquitecto de esta ciudad norteamericana el que diseñó y construyó el primer rascacielos de Nueva York. El arquitecto, Daniel Burman, levantó el edificio Fuller, más conocido como “Flatiron” (plancha en inglés) por su característica y arriesgada forma.

, , ,

9 Responses to Nueva York, una visita en vertical (1 de 3)

  1. Julian 21 Febrero, 2012 at 20:05 #

    Muy buenas fotografías que acompañan una buena entrada.

    Un saludo.

  2. Jose Gomez 24 Febrero, 2012 at 10:00 #

    Estupenda entrada amigo, como me gusta el Empire… Recomiendo ejercicios de fortalecimiento de cuello a los que vayan a New York, porque yo me quede un poco jodio de mirar tanto hacia arriba. Es espectacular la lucha del hombre contra el cielo. Impresiona.

  3. Croixmarie 24 Febrero, 2012 at 19:04 #

    Los rascacielos de New York siempre atraen muchos turistas aunque no sean los más altos ni modernos.
    Excelentes fotos, estaré esperando las demás, gracias por compartirlas.

  4. mcarmen 28 Febrero, 2012 at 11:43 #

    Bonito recorrido. Enhorabuena!

  5. Rockerduck 2 Marzo, 2012 at 19:25 #

    Hola, muy buen blog, sólo comentarte que ni el Flatiron mide más de 150 metros ni fué el primer rascacielos de Nueva York 😉

    http://es.wikipedia.org/wiki/Edificio_Flatiron

    Saludos.

    • JR Álvaro González 2 Marzo, 2012 at 19:41 #

      Efectivamente, es verdad que no llega a medir 150 metros pero sin embargo siempre ha sido considerado en NYC como un rascacielos, y es verdad que no fue el primero cronológicamente pero sí el que más interés despertó ante los neoyorquinos.

      Gracias por tus comentarios.

  6. El Guisante Verde Project 7 Marzo, 2014 at 12:16 #

    Muy de acuerdo con la frase de que Nueva York se admira. Es así, a ras del suelo, y desde las alturas, el perfil de la ciudad nos deja con la boca abierta. Un buen lugar para conocer el inicio de los nuevos tiempos en la arquitectura de la ciudad es el Cast-iron District al que nosotros dedicamos una entrada.
    Y es verdad. La primera vez que la visitamos, ya nos sentimos como en casa; son tantos los “recuerdos” que tenemos en la mente gracias al cine, a la música… que parecemos, también, habitantes de la Gran Manzana.
    Saludos!

  7. Vicente 25 Enero, 2017 at 17:08 #

    Increíbles fotografías. La verdad es que da hasta cosa ver los edificios tan grandes…impresionan mucho!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 21 Febrero, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En la ciudad de los rascacielos hay más de 15o edificios que alcanzan más de 150 metros de altura. Desde el renacentismo del Flatiron hasta la ostentación del Chrysler Buildin, pasando por la esbeltez del Empire State Buildin…..

Deja un comentario

Todos los derechos reservados