Menú superior

      

Ignacio Izquierdo, las crónicas del Tío Matt (y II)

Ignacio Izquierdo, las crónicas del Tío Matt (y II)
Puntúa el artículo

Continuamos con la entrevista que le hicimos a Ignacio Izquierdo nada más regresar de su viaje por todo el mundo. Aquí puedes leer la primera parte de la conversación. En esta segunda parte, Izquierdo nos cuenta cómo se organizaba fotográficamente durante su largo viaje. Un testimonio ideal para fotógrafos de viajes, fotógrafos viajeros o simplemente para el que le gusta viajar y la fotografía.  


¿Con qué equipo fotográfico e informático empezaste el viaje y con cual lo terminaste?
Comencé con una Nikon D80, que tenía ya desde hacía tres años y medio. La pobre llevaba muchas batallas y ya empezaba a fallar, así que en Tailandia hice un upgrade y me hice con una D90, con la que estuve hasta Junio, donde me la robaron en las Vegas, así que con la ayuda de donaciones de parte de los lectores pude volver a comprarme la D90 de nuevo y con esta ya si que terminé el viaje.

Comencé el viaje con lente una 18-135mm que murió en Vietnam y la sustituí por una 18-200mm VR y además también llevaba conmigo una 50mm f.1.4 y una 10.5mm f.2.8 fisheye. Llevaba conmigo un Trípode Manfrotto 190B con cabeza 486RC2, un peso algo grande para llevar de viaje, pero para mi esencial. 

El resto del equipo informático lo componían un Mac Book Pro de 13” y discos duros de 500 Gbs para copias de seguridad.


Un poco de técnica… ¿qué objetivos has utilizado más? ¿Eres más de retratos o de paisajes?
¿Es que tengo que elegir? Me encantan ambos aunque los retratos tienen algo especial. La lente que más he usado ha sido la 18-200 VR, que me ha parecido una lente todoterreno, aunque claro no tiene ni la luminosidad ni la calidad de la 50mm f.1.4. Esta última es la que más me gustaba usar para los retratos. Me hacía acercarme mucho a la gente, lo que generaba una bonita interacción.


¿Cuántas fotos has hecho durante el viaje?
Pues sinceramente ni idea porque las tengo repartidas por catálogos en discos duros y no he podido juntarlo todo todavía. Calculo que unas 200.000, pero vamos, a ojo de buen cubero.

Por lo tanto, nos saldrían de media??
375 lujosas fotos a todo color cada día. 🙂

Con casi 400 fotografías al día ¿qué flujo de trabajo has utilizado durante todo este tiempo?

Pues trabajo principalmente con Lightroom y Photoshop. Intentaba trabajar casi todos los días con las fotos. Con Lightroom organizo todas las fotos y hago selecciones a partir de estrellas. Hago una primera pasada bastante intuitiva por todas las fotos, sin pararme mucho en ninguna de ellas. Y de ahí voy seleccionando, ignorando o descartando (las que están movidas, fuera de foco, etc…). Con esta primera seleccion es con la que empiezo a trabajar. Recortes, ajustes de blancos, ajustes de niveles, curvas, colores, etc… Después me las llevo al Photoshop y desde allí hago los últimos retoces. Por zonas, máscaras de enfoque, conversión a B/N, etc. Por último, intento seleccionar 20 o 30 fotos de todas, que son las que subía al blog.


¿Cómo ha cambiado tu manera de hacer fotos a lo largo de todo este tiempo y de tantas imágenes?
Pues de manera inconsciente supongo. 🙂 Vas siendo cada vez más intuitivo y necesitas menos tomas de prueba, sabes donde mirar mejor, lo que quieres sacar en cada toma, lo que no, hasta donde puedes jugar con los parámetros de la cámara. Tambien sucede que pasas de hacer fotos a todo a todas horas a ser más selectivo. Al principio hacía fotos de los platos de comida, de las habitaciones, etc… con el tiempo, sólo de lo que a mi me interesaba. Me he preocupado mucho de utilizar siempre que fuera posible horas buenas de luz.


Durante el viaje te robaron la cámara y he leído que fue uno de los peores momentos del periplo….
Si, fue un desastre. Sucedió en las Vegas, era la parte final del viaje, así que economicamente ya era casi inviable tener dinero para una cámara nueva y para continuar viajando…


Por otro lado, creo que la respuesta de la gente ha sido gratificante….
Sí, la gente se enteró y se involucró mucho en la ayuda. Empezó a mandar donaciones y acabaron pagando la cámara. Fue muy emotivo y uno de los momentos más bonitos del viaje. No conocía a la mayoría de la gente que colaboró y me vino a decir que una vez más, de los peores momentos salen las mejores cosas. 🙂 

¿Cuál es, hablando de fotografía, la mejor lección que has aprendido durante el viaje?
Que la fotografía une. En contra de lo que pueda pensar la mayoría de la gente, la cámara y hacer fotos se convirtió en una excusa para interactuar con la gente, gente con la que no tenía ni una palabra en común, pero que bastaba acercarse con educación a pedirles una foto para que empezara el buen ambiente. Muchos disfrutaban al verse retratado en la pantalla de la cámara. Mis mejores momentos con locales han sido gracia a la cámara.


Sabemos que es muy complicado pero ¿con qué foto te quedarías del viaje? Bueno, te lo pondré más fácil ¿qué zona o destino debe ser una preferencia para cualquier persona que le guste la fotografía?
¡Maldición! ¡otra pregunta clásica! Voy a torearla un poco. Creo que cada lugar tiene sus encantos. Asia nos resulta especialmente interesante, porque nos parece distinto y exótico, pero México no tiene nada que envidiar. Si quieres fotografiar naturaleza, parece que Nueva Zelanda es el destino, pero prueba a visitar los Parques Nacionales en EEUU. Cada lugar tiene sus sorpresas, hay que estar dispuesto a dejarse sorprender.

¿Te preparabas antes de llegar a destino? ¿Veías a través de Internet, guias o revistas fotos sobre el destino hacia el que te dirigías para ver sus posibilidades o te dejabas llevar al llegar a él?
En muy pocas ocasiones. Casi siempre iba viendo que me podía encontrar sin ideas preconcebidas. En algunos sitios madrugué. En otros me esperaba al atardecer. En otros simplemente la luz era genial cuando pasaba por allí. Hay que ir fijándose en todo en todo momento. A ver que se encuentra uno. 



¿Algún plan con la cantidad de fotos de todo el mundo que guardas en tu disco duro?
Pues de momento volver a verlas todas (que me llevará un tiempo) después, mirar a ver si se puede hacer alguna exposición, o publicar un libro con las mejores. 



Danos algunos consejos para los que nos gusta viajar y traernos algo más que alguna foto de recuerdo. 
No obsesionarse con conseguir LA foto. Lo importante es disfrutar. Llevar la cámara te hace ir pendiente de los detalles, te da una mirada distinta de cada sitio. Intentar que la fotografía no sea ni maleducada, ni intrusiva. Y aunque pese ¡lleva siempre un trípode! 🙂 


Gracias y un abrazo, Ignacio.

6 Responses to Ignacio Izquierdo, las crónicas del Tío Matt (y II)

  1. Alberto / Zumito 2 marzo, 2011 at 7:30 #

    Una gran entrevista a un gran fotógrafo y persona.
    Seguid asi los dos!

  2. AC Jarit 2 marzo, 2011 at 11:57 #

    Pues si, buena entrevista.!!

  3. Luis Carlos 2 marzo, 2011 at 12:57 #

    Gran entrevista, enhorabuena a ambos otra vez.
    Y muy buena selección de fotos, también

    Saludos!!

  4. Ignacio 3 marzo, 2011 at 0:49 #

    Un placer Jose Ramón! ha quedado una entrevista genial en ambas partes. Gracias por la propuesta y por el curro de montarlo. 🙂 Un abrazo!!

  5. viajes 2x1 14 marzo, 2011 at 14:18 #

    Una pasada de fotos, felicidades por el trabajo, que sé que es mucho.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Viajes, Rock y Fotos en XatakaFoto - 6 junio, 2011

    […] referencia a la entrevista que publicamos hace ya unas semanas a Ignacio Izquierdo, dividida en 2 partes y en las que  nos desmuza su vuelta al mundo y nos habla de viajes pero también de […]

Deja un comentario

Todos los derechos reservados