Caminito del Rey, Málaga

Más de 3 kilómetros de pasarelas recorren este cañón en medio de Andalucía

No soy muy de turismo rural, ya lo sabéis. Me va más lo urbano que lo campestre, me atraen más los coches que los caballos, los rascacielos que los árboles, el neón que las estrellas, la música en directo al gorgeo de los pájaros. Pero hay veces en las que uno se reencuentra consigo mismo, muchas veces reconociendo que estaba equivocado. Yo lo descubrí recorriendo el Caminito del Rey.

Para lo que puedan crearse falsos mitos. Si buscas riesgo, peligro o emociones fuertes en el Caminito del Rey no los encontrarás. Si lo que pretendes es pasar un día agradable experimentando la sensación de recorrer un acantilado al filo de un pasarela anclada en la piedra, entonces encontrarás el sitio ideal. Pero ¿cómo se le ocurrió a alguien hacer semejante locura para recorrer este pedazo de sierra entre Álora, Antequera y Ardales, en la provincia de Málaga?

A esta zona se la conoce como el Desfiladero de los Gaitanes (me encanta este nombre, me parece muy sonoro) y es espectacular. Es un cañón excavado en la roca gracias a la corriente del rio Guadalhorce. A principios de siglo, los que sabe de energía decidieron que sería un buen lugar para construir una estación hidroeléctrica aprovechando la inclinación del terreno y la fuerza de las corrientes. Total que así lo hicieron. Pero para moverse por la zona, tan escarpada, tuvieron que construir unas pasarelas directamente enclavadas en la pared de la roca. La belleza del entorno gana al ser contemplada desde un punto de vista distinto y sobre todo al sentir que estás metido directamente en él. Eso es lo que consigue la pasarela y el secreto del Caminito del Rey: sentirte parte del paisaje, como lo es un pájaro o una mismísima roca.

El puente hay que cruzarlo sí o sí, no hay vuelta atrás
El puente hay que cruzarlo sí o sí, no hay vuelta atrás

El rey Alfonso XIII recorrió los 3 kilómetros de longitud de las pasarelas para inaugurar la obra, en 1921. Desde entonces, ya fue el Caminito del Rey. En algunos puntos hay 10 metros de anchura y 700 metros de profundidad. El trayecto ha estado 15 años cerrado y su reapertura hace unos meses ha generado gran expectación. Tanta que lo normal es no encontrar entradas para los dos o tres meses siguientes. Así que el primer aviso es reservar con antelación. Toma nota.

Pero el caminito no son sólo las pasarelas. De hecho, el recorrido total suman casi 8 kilómetros de los que casi 5 son de accesos. Además, entre un tramo y otro de pasarelas hay una zona verde, ideal para un descanso y reponer fuerzas en caso de que falten. Aproximadamente se tardan unas 4 horas en condiciones normales, y si no nos enredamos en cada piedra o cada recodo. Tiene dos entradas, la Norte: por Ardales; y la Sur: por el Chorro, y solo una dirección. Esto quiere decir que entras por una de las dos y sales por la otra. Luego, una lanzadera nos devolverá al punto de partida.

El recorrido por el Caminito del Rey es vertiginoso
El recorrido por el Caminito del Rey es vertiginoso

Hay bastante oferta hotelera cerca. Los pueblos de alrededor han visto como el renacer de este atractivo turístico puede ser una oportunidad de desarrollo para los negocios vinculados con el turismo. En mi caso, el alojamiento me lo proporcionó Ruralidays en Fuente de Piedra. La Casa Rural Aire, un lugar con piscina, unas buenas instalaciones y sobrada de tranquilidad me sirvió de campamento base durante esos días.

Aunque para cualquier duda tienes un completa página web a tu disposición, haría mucho hincapié en algunos aspectos. Hay que ser puntual. En tu entrada verás una hora, no te demores y haz acto de presencia en ese momento. Ten en cuenta que los accesos al Caminito se hacen por grupos y que habrá gente esperando a entrar si te retrasas. Cada 30 minutos entra un grupo de entre 10 a 20 personas para no masificar el recorrido. Tráete la comida de casa, preferiblemente un bocadillo, y visita los baños antes de comenzar. Si eres fumador, te fastidias porque está prohibido, y si tienes un niño menor de 8 años se tendrá que quedar en casa.

Las vistas es uno de los grandes atractivos del Caminito
Las vistas es uno de los grandes atractivos del Caminito

Y sí, hay que ponerse casco. Ya lo sé, es un coñazo pero así evitarás que te puedan caer algunos trocitos de roca en la cabeza. Yo me lo quité en algunos tramos pero en cuanto te ven te obligan a ponértelo. Es un detalle sin importancia cuando de lo que se trata es de descubrir este maravilloso paraje natural y reencontrarse contigo mismo colgando desde las alturas.

Una vez en la vida hay que tomar el Caminito del Rey
4.7 (93.33%) 12 votes

1 Comentario

  1. He realizado dos veces el caminito del Rey, una hace pocos meses, que estaba tal y como en las fotos tan fantásticas que publicas,es seguro, controlado y precioso. La vez anterior debe hacer 20 años. Realmente había tramos que daban mucho respeto por lo peligroso que parecía, no era tan seguro y estaba nada controlado. Lo que no ha cambiado es el espectacular paraje natural que sigue siendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here