Menú superior

      

El mejor bufet de Europa al mejor precio

Les Grands Buffet, bufet libre, bufé libre

La mayor barra libre de Europa en comida

“Desde que llegan hasta que se van nuestros clientes tienen un trato personalizado. Eso es lo más importante para mí. Que se sientan importantes y saboreen productos de calidad a un precio normal. Porque un alto precio no es sinónimo de alta gastronomía.” L.Privat.

Siempre que me proponen comer de bufet, la idea de entrada me produce rechazo. Me imagino una gran sala, platos a mansalva grandes con todo tipo de comida que en muchos casos, por no decir casi siempre, dejan mucho que desear, gente por todos lados engullendo hasta reventar, cocineros a destajo preparando “guisos” para complacer a los clientes que llegan con la idea de atiborrarse… Hasta que descubrí LES GRANDS BUFFETS y todo cambió. Después de varios lustros probando he descubierto uno que, menos mal, ha roto mis esquemas.

Hace 27 años nació el paraíso gastronómico. Está en Narbonne, al sur de Francia, en la región Languedoc-Roussillon. Y lo creó Louis Privat. Allí Chicote no tendría mucho trabajo que hacer porque la calidad de los productos, de las bebidas, el mimo y cuidado en la elaboración de los platos, la coordinación en el trabajo y el trato al cliente son la clave del éxito de uno de los mayores y mejores bufets de Europa.

Louis Privat, Les Grands Buffet

“Aquí haz lo que quieras” (L. Privat)

Siempre está lleno. Al mediodía y por la noche. Por eso, si quieres asegurarte una mesa te aconsejo que reserves. Alrededor de 600 personas al día degustan los manjares que aquí se preparan, típicos de la cocina tradicional francesa, de lunes a viernes, los 365 días del año.

Variedad de platos por salas

“El cliente aquí va a encontrar productos de calidad. La cantidad no importa. Si no comer bien, que la comida esté rica y a buen precio. Y si quiere repetir, que repita”, cuenta Privat. En Les Grands Buffets se van a encontrar muchas delicias juntas. Sólo con darte una vuelta, así de entrada, por las cuatro secciones en las que se divide el restaurante se te hace la boca agua. En el centro hay un inmenso asador donde los reyes de los fogones ofrecen al cliente platos al momento a gusto del consumidor. Uno de los platos estrellas es el tournedo, un exquisito solomillo de buey o ternera, atado con una guita a una fina capa de tocino recubierto de foie. O si lo prefieres, un delicioso y fresco steak tartar con cebolla muy picada. También ofrecen magret de pato, tartar de buey y de caballo, bogavante o las tradicionales ancas de ranas.

Les Grands Buffet, fogones, bufé libre

Los fogones de Le Grands Buffet siempre están a pleno rendimiento

Los amantes del queso tienen aquí su particular paraíso. Es la mayor barra libre de Europa de quesos ricos y con una pinta estupenda que se deshacen en la boca nada más probarlos. Hay más de 50 variedades. Desde quesos curados, pasando por una amplia gama como el Roquefort Papillon, parmensano, enmental, Comté, gorngonzola y cremosos.

Quesos Les Grands Buffet, Bufé libre

Hay más de 50 variedades de quesos. Te apuesto a que no eres capaz de probarlas todas.

En un buen restaurante que se precie los mariscos no pueden faltar. Y aquí, menos. La estrella es la ostra de Thau que aderezada con un poquito de limón entra que da gusto. También hay mejillones, langostinos, salmón ahumado y la sopa de pescado, calentita, que te recompone el cuerpo inmediatamente. Y si algo es típico y tradicional de la gastronomía francesa es el foie. Hay 6 variedades que se derriten en la boca. Solos o acompañados de mermelada de higos o cebolla. Riquísimo. Para repetir, tripitir y lo que haga falta.

Les Grands Buffet, Ostras, bufé libre

Las ostras de Thau, una de las joyas de Les Grands Buffet

No te llenes mucho porque lo que espera de postre no tiene nombre. Es más, los propios camareros te cuentan que hay clientes de los que repiten que, de vez en cuando, optan sólo por ir para comer postres. Hay más de 100 variedades presididas por una majestuosa fondue de chocolate. Comparten mesa los macarons, la Selva Negra, crepes, helados, fruta, las babas al ron y numerosas tartas de manzana, chocolate y el tiramisú.


Si estás a dieta, olvídate. ¡Sáltatela! Aquí hay que comer sin peros y sin pegas. No te puedes resistir ante tanta tentación que ya de entrada por el ojo entra todo. Por eso siempre tienes el guisanillo ese de ¿y si me lleno y me quedo algo rico por probar? ¿Por dónde empiezo? Tranquilos porque para hacernos este viaje gastronómico más placentero y disfrutar al máximo un equipo de profesionales te aconsejarán siempre, en cada sala.

Les Grands Buffet, bufé libre, mejor buffet de europa al mejor precio les grands buffet

Los camareros están continuamente reponiendo los postres.

Los Vinos

“Ofrecer una botella de vino durante la comida es un acto de generosidad”, dice Privat. En Les Grands Buffets tienes al alcance de tu copa 70 variedades de vino. Secos, dulces, afrutados, tintos, blancos, rosados…Y si eres de buen beber, opta por la botella. Todas las variedades se pueden comprar. Individual o por paquetes de 6. Si optas por la última opción, la que consumas durante la comida te sale gratis. Privat se encarga de negociar directamente con las bodegas para vender caldos a precios asequibles, teniendo muy en cuenta que las bebidas siempre suelen engrosar la cuenta “más de la cuenta”. Por eso, como ejemplo pone el Le Jules Verne. “Aquí se vende por unos 20 euros. En el supermercado más de 70. Y en el restaurante de la Torre Eiffel ronda los 200 euros”. Sabe que renuncia a los beneficios que pudiera sacar por botella. “Lo importante es que el cliente coma bien, se sienta bien y pague un precio popular, normal, razonable”, dice. De ahí que su restaurante sea el que más vinos venda de todo el país, “porque Languedoc-Roussillon es una región de vinos”.

Trabajar bien en equipo: fácil y sencillo

Que el equipo de trabajo, los compañeros, sean de verdad buenos compañeros se nota en el resultado. Porque no es lo mismo trabajar en un ambiente agradable y buen clima de trabajo que estresado o sentirte presionado. Y eso, sin contar que tus compañeros de faena no te caigan del todo bien. En Les Grands Buffets nada de esto pasa. Privat lo tenía claro nada más embarcarse en su proyecto.

Les Grands Buffet¡, bufé libre

La cocina de Les Grands Buffet echa humo.

“Si el ambiente de trabajo es agradable, el cliente se sentirá bien. Y eso es lo que más cuidamos”, cuenta Privat. Por eso su política de contratación es, cuanto menos, curiosa, llamativa y un buen ejemplo a seguir. Son los propios trabajadores los que se encargan de seleccionar a sus nuevos compañeros. Porque serán con ellos con los que compartirán buena parte del día.

Para mayores y pequeños

Les Grands Buffets es el sitio perfecto si estás pensado celebrar un aniversario, un cumpleaños, comida de negocios, una cena especial … Hay cabida para todo. Y si tienes niños, no te preocupes. También está pensado porque hay un espacio para los más pequeños de la casa. Es una sala de juegos insonorizada donde podrán campar a sus anchas. Así podréis disfrutar vosotros y los chiquillos. Importante: olvídate de las aglomeraciones y de hacer colas para comer.

Les Grands Buffet, Bufé libre

Un bufet para todos las edades

El precio

Por 32,99 euros tienes dónde elegir. Seguro que muchas de las cosas que nada más llegar veas y quieras probar las dejes para la próxima vez. “Buff, aquí me atiborro hoy” pensé al entrar, al ver tantos platos y productos con tan buena pinta. “¿Por dónde empiezo? ¿Qué cojo ahora?” Bueno, siempre habrá una próxima vez ¿no? Y a un módico precio.

Si vas con niños y tienen menos de 5 años te sale gratis su comida. Y si tienen entre 6 y 1o años, sólo pagas la mitad. 16,50 euros.

Cómo llegar y alrededores

Este paraíso gastronómico francés se encuentra en Narbonne, al sur del país. A unos 10 minutos caminando desde la estación de tren. O si prefieres ir en coche puedes hacerlo, el establecimiento dispone de un amplio aparcamiento.

Si viajas desde España, Renfe-SNCF dispone de trenes directos desde Madrid y en cinco horas llegas a  Narbonne. O desde Barcelona, en casi dos. Si es desde Girona en poco menos de hora y media. Y la estación está a un paso del restaurante. Por lo que, si te organizas, puedes sorprender, regalar o disfrutar una buena comilona un fin de semana. Es una opción. Aunque también puedes alargar tú estancia allí. Y descubrir la región Languedoc-Roussillon.

Y después de todo, os digo una cosa más. Haced caso a Privat y una vez dentro: “haced lo que queráis”. Saldréis contentos.

El mejor bufet de Europa al mejor precio
4.4 (87.69%) 26 votes

,

No comments yet.

Deja un comentario