Menú superior

      

Propósito mensual: viaje a Madrid

El Greco, Museo del Prado

El Greco en el Prado

El mes pasado fuimos a Madrid un fin de semana. La verdad es que sobre todo fuimos a ver museos y exposiciones que nos gustan, pero además siempre es un placer ir a Madrid y si es verano (agosto) mejor porque está mucho más tranquilo, casi parece un pueblo de provincias pero con todo lo que ofrece, desde el punto de vista cultural, gastronómico, de compras, espectáculos…

Estuvimos dudando si ir con Daniel o no, y finalmente optamos por ir todos juntos, pero un consejo, si vas de exposiciones a Madrid no lleves a tu hijo, a no ser que tenga edad para disfrutarlas él también. No es que me arrepienta, pero la próxima vez aprovecharemos mejor el tiempo yendo los dos solos. Nuestro plan de museos fue: uno de los dos dentro del museo y el otro fuera con Daniel jugando, y esa no es la manera ideal de ir a disfrutar del arte, con prisas. Que conste que yo soy partidaria de ir con los niños a todos lados pero una vez van creciendo y teniendo un poco más de independencia (Daniel tiene casi 3 años) se pueden empezar a hacer cosas por separado y dejarlo con los abuelos, seguro que es una aventura nueva también para él.

Por supuesto, si viajamos a Madrid con Daniel se ha convertido en una tradición alojarnos en Novotel Sanchinarro, un hotel muy cómodo y especialmente pensado para los más pequeños, el domingo lo dedicamos a bañarnos en la piscina del hotel, a pesar del fresco que hacía. Por supuesto como buen niño, Daniel no quería marcharse de la piscina.

Laocoonte, El Greco

El Lacoonte, de El Greco

Mi principal intención era ir a ver la exposición del Greco en el Prado, “El Greco y la pintura moderna”; ya estuve en primavera en Toledo en otra exposición suya y quedé encantada, fascinada, hechizada, no creáis que exagero porque yo lo viví así. Ambas exposiciones forman parte de la conmemoración del IV Centenario de la muerte del Greco de la que ya hemos hablado en el blog. Bueno, pues la del Prado es aún mejor, a mí me ha gustado más porque alberga muchas obras suyas de gran formato, que se rodean de otras de los más grandes artistas plásticos de finales del s. XIX y gran parte del s.XX, en los que influyó su obra.

La exposición está distribuida de la siguiente manera:

La modernización de la pintura. De Manet a Cézanne
Picasso y el cubismo
Zuloaga y Sorolla
El orfismo y su influencia
El expresionismo germánico
La visión de Toledo y el Greco por otros expresionismos
América
Figuraciones posteriores a la II Guerra Mundial

En ella podemos ver, en algunos casos más claramente que en otros, como la obra del Greco ha influido decisivamente en gran parte de los artistas de las vanguardias, cuyas creaciones modernizaron la pintura.

Tal y como dice la propia web del Museo del Prado donde tenéis una gran información: “La realización de la primera exposición del artista en el Museo del Prado (1902), la aparición de los primeros estudios de su obra, a cargo de estudiosos como Manuel B. Cossío, favorecieron la difusión de la obra del artista que atrajo a los artistas más renovadores, como Manet y Cézanne; y que también interesó a pintores españoles como Zuloaga, que tuvo en su poder La visión de san Juan, obra decisiva en el nacimiento del cubismo por su influencia sobre Picasso, para quien el Greco fue el maestro antiguo más relevante. Incluso llegó a influir en las figuraciones expresivas de la posguerra europea, tal y como podemos ver en la exposición con obras de Giacometti, Bacon y Saura, así como del último Picasso.”

El Greco, Picasso

El Greco más picassiano

Un gran número de artistas de la modernidad, visitaron la obra del Greco en Toledo y Madrid. Es impresionante pasear entre tanto arte junto, tanta magia, contemplar Los Bañistas de Cezanne y el Retrato de su esposa, junto a la Dama del armiño o el Retrato de Fray Hortensio del Greco , a mí me pone los pelos de punta.

O en las últimas salas, podemos ver varias obras de gran formato como La Resurrección de Cristo o el Laocoonte y La visión de San Juan, enfrentadas en cuatro puntos y rodeadas de genios de la modernidad, como los dibujos de Jackson Pollock copiando las figuras del Greco o Francis Bacon, Oskar Kokoschka, Ignacio Zuloaga y sus Vistas de Toledo que homenajean claramente al Greco.

Frente Museo del Prado

Daniel esperando frente al Prado

Tenéis hasta el 5 de octubre de 2014 para visitarla; y yo os diría que no lo penséis más. El próximo fin de semana, coged la mochila y no os perdáis esta oportunidad única de ver tantas obras del Greco juntas y comparadas con las de los grandes genios de la pintura moderna, aunque no seáis muy seguidores del Greco o de la pintura en general, os garantizo que esta exposición cambiará vuestra idea y os acercará más al arte. Yo ya estoy programando una visita para verla de nuevo. Que soy una exagerada… puede ser.

Además, durante la visita a Madrid también tenía programado ir a visitar la Casa Museo de Sorolla. Tantos años visitando la capital, y ni siquiera sabía que existía, ya me vale.

Así que después de comer y habiendo pasado toda la mañana en el Prado, nos encaminamos hacia la casa dónde vivió Sorolla en Madrid. Qué casa más maravillosa, qué patio, cuántas fuentes y plantas… Yo creo que viviendo en esa casa, con tiempo y sin preocupaciones, yo también conseguiría hacer alguna obra maestra.

Casa Museo Sorolla, Madrid

Sorolla, en su casa

No he prestado la suficiente atención a Sorolla que se merece. Cuando he visto su obra en libros o en internet, me parecía impresionante pero demasiado amable para mí. Los colores todos muy alegres, muy luminosos, todo muy perfecto; a mí en principio me transmite más lo oscuro y feista, lo sugerido y violento, no me preguntéis porqué. El caso es que gracias a un profesor de pintura que tengo, para el que Sorolla es uno de sus referentes, me he acercado a él y me ha convencido totalmente; ahora lo tengo muy presente en mi aprendizaje de los retratos y me parece un genio. Esas pinceladas tan sueltas, tan decididas y bien puestas, los tonos tan luminosos, es expresivo tiene fuerza, lo he incluido entre mis pintores favoritos y lo tengo muy presente a la hora de aprender a pintar.

Me compré varias postales de sus obras (también del Greco y Cezanne) para una colección que quiero hacer de mis artistas y obras favoritas, que pretende inspirarme cuando voy a pintar.

Exposición Cartier Bresson, Fundación Mapfre

Exposición Cartier Bresson en la Fundación Mapfre

También estuvimos en la Exposición de fotografía de Cartier Bresson en la Fundación MAPFRE, pero de ella es mejor que os hable José Ramón. Fue un viaje de lo más completo culturalmente.

A partir de este viaje he tomado una decisión: voy a viajar todos meses a Madrid a ver exposiciones, aunque sea en el día. Si quieres aprender cualquier disciplina artística tienes estudiar la obra de tus referentes, los artistas que más admires y que conecten más contigo y tu manera de expresarte. Por supuesto, puedes estudiar su obra a través de manuales o internet, pero al menos en pintura es imprescindible ver la obra directamente, recrearte en las pinceladas, los tonos utilizados y cómo y dónde los aplica, la manera de resolver los retos. Por eso cada mes o mes y medio viajaré a Madrid a disfrutar de los grandes genios y aprender con ellos.

,

One Response to Propósito mensual: viaje a Madrid

  1. CalleRural 22 octubre, 2014 at 16:30 #

    Cuando vas a Madrid tienes tanto que ver….

    http://www.callerural.com

Deja un comentario

Todos los derechos reservados