Menú superior

      

Demasiado Springsteen y el fantasma de la E Street Band

Bruce Springsteen eligió Sevilla como pista de ensayo para su gira Europea, si no, no me explico porqué el concierto de ayer dejó tantas ausencias y tantos momentos desconcertantes en la banda. No toméis esta primeras palabras como una crítica a la puesta en escena y la entrega absoluta por parte del Boss, y mucho menos a su nivel musical y al de la banda, pero es indudable que, a la salida del concierto, los que ya pintamos algunas canas hablamos algo más de ausencia que de presencias.

Más de 30.000 personas asistieron en Sevilla al inicio de gira por Europa de Bruce Springsteen. Por delante más de 30 conciertos en el viejo continente, de los cuales 6 los celebrará en España. La cita en Sevilla prometía un regreso por todo lo alto a España con un disco, “Wrecking Ball”, que está a la altura de los mejores trabajos de Springsteen. Pero los continuos cambios de setlist, el repertorio de canciones que tocará durante el concierto, hacen que cada actuación sea distinta, para bien y para mal. En Sevilla, eché de menos The River, No Surrender, Thunder Road, Born In the USA, Nebraska, Lost In The Flood, Point Blank, Radio Nowhere…. No digo que las hubiera tocado todas, pero son demasiadas ausencias en 3 horas de concierto.

Bruce, a sus 62 años, está en forma eso, es indudable, y cada vez estoy más convencido de que la banda no es capaz de seguirle los pasos. Cercano, comunicativo, entregado y ejerciendo de parroco en una comunión indisoluble con el público, Springsteen devolvió en el Estadio Olímpico sevillano la admiración a una tierra que lo quiere. Hizo recorridos sin fin por el escenario, se bajó hasta ponerse de rodillas ante el público que lo tocó, lo besó, lo sobó….sacó a bailar y cantar a niños que ocupaban junto a sus padres las primeras filas, y estuvo soberbio con la guitarra, dejando el sello de su voz y su figura en cada nota.

Lo que queda de la E Street Band cubrió el expediente con nota, pero lejos de lo que fue la mítica banda de New Jersey. Las ausencias se notan, por tristes y por mágicas en escena. Se echó de menos a Danny Federici, in memoriam, a Steve Van Zandt que, estar estuvo pero no se le vio demasiado. Y todos nos acordamos de Clarence Clemons que tuvo su lugar en el escenario. Todos mirábamos a la izquierda, y allí lo imaginábamos, pegado a los altavoces, con su segunda piel, el cuero negro, como un portero de discoteca sin serrin en el cerebro sino con unas neuronas hirviendo de genialidad. Pero no estaba. En su lugar, su sobrino Jake Clemos cumplió pero todavía le falta mucho para alcanzar la gloria de su tío. Tenth Avenue Freeze-Out, esa sensual banda sonora de las calles de NYC fue el lugar elegido para el homenaje a C….el mejor momento del concierto, sin duda, por la gran interpretación de una canción sinuosa como la carretera de un puerto de montaña y la aparición de Clarence. And the big man join the band. Si este vídeo consigue poneros los pelos de punta, imaginaos como nos dejó a las 30.000 almas que estábamos allí presentes.
Is anybody alive out there? Is anyboyd alive out there?

No noté que no estaba Patti Scialfa, para qué nos vamos a engañar, según Bruce se había quedado cuidando a los niños. La sección de viento supo cubrir cualquier carencia, y Max Weinberg simplemente estuvo genial. Es difícil ver a un tipo que toque más variado y mejor con tan pocos elementos en su batería. Sus ritmos arritmicos son unas de las señas de la E Street Band y marcan el compás en la vida musical de Springsteen.

“Badlands” fue el principio, “Tenth Avenue Freeze-Out” el final. Entre medio momentos de pasión “Wrecking Ball”, de reivindicación “Jack of all trades”, de complicidad “She’s the one”, de liberación de energía “Shackle and Drawn”, y de explosión “Born to Run”.

Personalmente me quedo con el momento en que dedicó una canción a los indignados del 15M, la “Jack of all trades” (“El manitas”), el “Tenth Avenue Freeze-Out” y la oración por Clarence Clemons, el momento “Born to Run”, el himno folk “Shackle and Drawn”, la complidad de Bruce con el público en “Waiting on a Sunny Day” y el espiritual “Rocky Ground”.

Pero llegados a este punto final, no se equivoquen, volver a ver a Bruce, como a los viejos amigos, siempre es una alegría.

Así comienzó el concierto de Sevilla, 13 de mayo de 2012, 21:21

Un video de la prueba de sonido:

Aquí tenéis el setlist completo:

1. Badlands
2. We Take Care of Our Own
3. Wrecking Ball
4. The Ties That Bind
5. Death To My Hometown
6. My City of Ruins
7. Trapped (sign request)
8. Out In The Street
9. Jack of All Trades
10. Candy’s Room
11. She’s The One
12. Darlington County
13. Shackled and Drawn
14. Waitin’ On A Sunny Day
15. The Promised Land
16. Apollo Medley
17. Because The Night
18. The Rising
19. Lonesome Day
20. We are Alive
21. Land of Hope and Dreams
22. Rocky Ground
23. I’M GOIN DOWN
24. Born To Run
25. Dancing in the Dark
26. Bobby Jean
27. Tenth Avenue Freeze Out

Fotos: Diario de Sevilla y Aftonbladet

, , ,

2 Responses to Demasiado Springsteen y el fantasma de la E Street Band

  1. Marc 15 mayo, 2012 at 9:00 #

    Ups… se le ve mayor!

    Lo he visto 2 veces en Barcelona y no deja de ser un showman aunque no me gustan nada los porrazos que le da en la guitarra (que normalmente la mantienen apagada desde la mesa de mezclas).

    Son tuyas las fotos? Muy buenas!

  2. Javier Falcó 15 mayo, 2012 at 11:20 #

    Excelente crónica y excelentes fotografías que sirven para hacernos una idea a los que no hemos podido estar ahí. Envidia sana 🙂
    Un abrazo

Deja un comentario

Todos los derechos reservados