Menú superior

      

A quién llevo en la maleta a Noruega

debutart_jane-webster_3031

Cuando leas esto, estaré camino de Noruega o muy probablemente ya pisando territorio vikingo. Aunque el título del artículo pueda inducir a error, mi equipaje tendrá el tamaño de siempre, más o menos lo que ocupa un bulto de mano. Llevo algunos polares (en junio también hace fresco y, sobre todo la lluvia es constante), varios pantalones, calcetines, gallumbos …en fin, lo típico que cualquier persona podría llevar de viaje , además del equipo que normalmente me acompaña como periodista y por supuesto música del lugar.  Pero también ocupan un hueco en mi maleta una serie de personajes que a diario, desde hace años, me transportan al país nórdico sin saberlo.

Pole-observation

-Roald Amundsen:  El genial explorador noruego que fue el primero en llegar dónde nadie todavía había llegado por inhospito: Polo Sur, Polo Norte, Paso del Noroeste, Paso del Noreste; además fue pionero de los vuelos polares. Pero lo que más me atrae del personaje es que nunca fue un héroe, y no lo fue precisamente porque siempre regresó de sus expediciones. No tenía delirios de grandiosidad ni humana ni cultural, lo que hizo que aprendiera de los indígenas las técnicas necesarias para la supervivencia en territorios malditos.

-Thor Heyerdahl: El antropólogo noruego tiene una increible historia de aventuras.  Con la intención de demostrar que los indígenas de América del Sur podrían haber emigrado a las islas del Pacífico navegó a lo largo de los 6.920 kilómetros que separan Perú de las isltas Tuamotu, en la Polinesia. La travesía, a bordo de la mítica balsa Kon-Tiki, construida a imagen y semejanza de las que utilizaban los antiguos peruanos,  duró 101 días. Además, Thor realizó expediciones intentando demostrar que los egipcios podrían haber llegado a Sudamérica hace 4.000 años para fundar las civilizaciones azteca e inca cruzando el Atlántico desde África a bordo de una embarcación de papiro; viajó a las islas Galápagos y también a la Isla de Pascua. Recientemente se ha estrenado una película sobre sus hazañas y las penurias por las que tuvo que pasar para encontrar financiación a sus atrevidos expermientos.

-Los Kings of Convenience: Eiriki y Erlend hacen un tipo de música que estimula los sentidos.  Son conocidos por sus canciones delicadas, voces y melodías calmantes, guitarra intrincada y sutil. Kings of Convenience se considera por pleno derecho uno de los mejores representantes de Noruega en la escena musical internacional. Comenzaron haciendo versiones de sus admirados Joy Division y ahora tiene un puñado de buenos discos como  “Versus”, “Quiet is the new load” o su último trabajo “Declaration of Dependence”

-Los novelistas de intriga: Ahora mismo, los escritores nórdicos son los amos de la novela negra. Desde que los creadores del género en los años 60, la pareja Maj Sjöwall y Per Wahlöö  definieran la estructura de lo que hoy entendemos como paradigma de la novela policiaca, la isla no ha dejado de dar a luz prolíficos y originales creadores que van desde Henning Mankell a Ian Rankin. Entre ellos también encontramos un buen ramillete de escritores noruegos como Jo Nesbo , Khell Ola Dahl o Anne Holt. Todos utilizan las mismas herramientas: la descripción psicológica de los personajes y la recreación minuciosa de la trama y sus detalles.

-Erik el Rojo: El vikingo ideal se encarna en Erik Thorvaldsson (hijo de Thorvald), alias Erikur Raudi. Nacido en el pueblo noruego de Rogalan en el 950 después de cristo, fue pirata, comerciante y explorador. Siendo joven se vio envuelto en dos asesinatos y fue desterrado de la isla. La historia se repitió: su padre fue expulsado de Noruega, y con él hicieron lo mismo pero desde Islandia. Fundó el primer asentamiento vikingo en un territorio al norte que bautizó como Groenlandia (Tierra Verde), llamándola así como estrategia para atraer colonizadores. Estaba claro que allí de verde había poco. Todos le llamaban el Rojo por su color de pelo. De niño yo soñaba con ser Erik y navegar con el torso solo cubierto con piel de foca a bordo de un drakkar con decenas de vikingos gritando con una sola voz. De pie en la cama penetraba aquellos fiorodos que si hoy nos parecen salvajes, entonces eran interminables.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Todos los derechos reservados